Publicaciones

INTELIGENCIA EMOCIONAL – Enrique Benjamin Franklin

EBF

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN EL DESEMPEÑO EMPRESARIAL

Resumen

La inteligencia emocional juega un papel estratégico en el desempeño empresarial porque permite reconocer cómo inciden las emociones en el comportamiento organizacional para lograr una ventaja competitiva sustentable.

Antecedentes La inteligencia emocional tiene sus orígenes al explorar los ingredientes del desempeño laboral destacado. Mc Clelland propugnaba que una serie de aptitudes específicas, entre ellas la empatía, la autodisciplina y la iniciativa, distinguían a los más exitosos de aquellos que apenas se bastaban para conservar el empleo.

Con el ascenso del pensamiento freudiano, otra oleada de expertos argumentó que, además del CI, también la personalidad era un ingrediente de la excelencia. Hacia los años sesenta, los test de personalidad y las tipologías (el que una persona fuera extrovertida o introvertida, emotiva o racional) formaba parte de las habituales mediciones del potencial para el trabajo.

Entre los grandes teóricos de la inteligencia que señalaron la diferencia entre Coeficiente Intelectual e Inteligencia Emocional, figura Howard Gardner psicólogo de Harvard, que en 1983, propuso un modelo de “inteligencia múltiple” que fue ampliamente celebrado. En su lista de siete tipos de inteligencia se incluyen no sólo las familiares aptitudes para lo verbal y las matemáticas, sino también dos variedades “personales” conocer el propio mundo interior y la habilidad social.

En la década de los 90, surgieron alguna iniciativas interesantes. Entre ellas sobresalen las de los psicólogos Peter Salovey, John Mayer y Reuven-On. Ellos definían la inteligencia emocional en función de la capacidad de monitorear y regular los sentimientos propios y ajenos, y de utilizar los sentimientos para guiar el pensamiento y la acción.

Recientemente, Daniel Goleman ha adaptado ese modelo a una versión que resulta más útil para entender la importancia que tienen esos talentos en la vida laboral.

Qué es el coeficiente intelectual y qué es la inteligencia emocional

El Coeficiente Intelectual es la mente racional, la cual se puede definir como la forma de comprensión de la que somos conscientes.

En el cerebro hay un conjunto de sistemas dedicados al proceso de pensar orientado a una meta que llamamos raciocinio, y a la selección de respuestas que llamamos toma de decisiones. Este mismo conjunto de sistemas cerebrales actúa en las emociones y las sensaciones. Sensación y emoción ejercen una poderosa influencia sobre el razonamiento.

El término “Inteligencia emocional ” se refiere a la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos; de motivarnos y de manejar bien las emociones en nosotros mismos y en nuestras relaciones.emocion

La Inteligencia Emocional requiere no sólo tener emociones sino que además aprendamos a reconocerlas y valorarlas en nosotros mismos y en los demás, y que respondamos apropiadamente a ellas, aplicando eficazmente la información y energía de las emociones en nuestra vida diaria y en nuestro trabajo. Significa manejar los sentimientos de modo tal de expresarlos adecuadamente y con efectividad, permitiendo el trabajo en conjunto, sin roces, en busca de una meta común.

Las personas que logran desarrollar sus habilidades emocionales tienen más probabilidad de sentirse satisfechas y ser eficaces en su vida, y de dominar hábitos mentales que favorezcan su propia productividad.

Una de las grandes ventajas de la Inteligencia Emocional es que se puede alimentar, desarrollar y crecer. No se trata de una cualidad que se tiene o no se tiene. La Inteligencia Emocional aumenta a medida que aprendemos y ejercitamos las capacidades de que ésta se compone, tales como la percepción reflexiva, el control emocional y la propia motivación.

El beneficio que proporciona el tener o desarrollar un alto Coeficiente emocional es que se puede percibir con mayor facilidad y rapidez conflictos en gestación, los puntos vulnerables de los equipos y las organizaciones a los que hay que prestar atención, las distancias que se deben salvar o los vacíos que se deben llenar, las conexiones ocultas que significan oportunidad, y las interacciones para mejorar las relaciones de trabajo.

Tomando en cuenta lo expuesto, podemos concluir que la inteligencia emocional es la capacidad de sentir, entender y aplicar eficazmente el poder y la agudeza de las emociones como fuente de energía, información, conexión e influencia. Es hacer, deliberadamente, que nuestras emociones trabajen en beneficio propio, de modo que nos ayuden a controlar nuestra conducta y nuestros pensamientos para obtener mejores resultados.

Diferencia entre coeficiente intelectual e inteligencia emocional

Comenzaremos diciendo que la gran división en aptitudes reside entre la mente y el corazón o, más técnicamente, entre la cognición y la emoción. Algunas aptitudes son puramente cognitivas, tales como el razonamiento analítico o la pericia técnica. Otras combinan el pensamiento y el sentimiento, que son las denominadas aptitudes emocionales.

Una de las diferencias que existe entre CI y CE es que la mente emocional es mucho más rápida que la mente racional, y se pone en acción sin detenerse ni un instante a pensar en lo que está haciendo.

Por otra parte, el cociente intelectual tiene menos efectividad para pronosticar el éxito entre aquellas personas con inteligencia suficiente para manejarse en los campos de mayor exigencia cognitiva. El valor de la inteligencia emocional como instrumento del éxito se hace más poderoso cuanto más altas son las barreras de la inteligencia para ingresar.

A pesar de las diferencias que existen entre estos dos conceptos, el CI así como el CE se complementan recíprocamente; las emociones provocan creatividad, colaboración, iniciativa y transformación, en tanto que el razonamiento lógico frena los impulsos descarriados y concilia el propósito con el proceso, la tecnología con el toque. Hay otra fuerza motriz, todo indica que los valores y el carácter fundamental de una persona proviene no del CI sino de subyacentes capacidades emocionales.

Esta mejoría pone la inteligencia emocional en marcado contraste con el CI, que permanece casi fijo durante toda la vida. Si bien las capacidades puramente cognitivas se mantiene relativamente estables, la aptitud emocional se puede aprender en cualquier momento de la existencia. Por muy estable, tímida, acalorada, torpe o indiferente que sea una persona, dada la motivación y el debido esfuerzo, puede cultivar la competencia emocional.

Qué son las emociones

Para hablar de la inteligencia emocional, primero es necesario comprender claramente qué son las emociones y qué papel juegan en la vida de un ser humano Es por ello que a continuación se presentan varios conceptos de lo que significan la palabra emoción:

La raíz de la palabra emoción es motere, del verbo latino “mover”, además del prefijo “e”, que implica alejarse, lo que sugiere que en toda la emoción hay implícita una tendencia a actuar. Todas las emociones son impulsos para actuar, planes instantáneos para enfrentarnos a la vida que la evolución nos han inculcado.

El Oxford English Dictionary define ” emoción ” como cualesquiera agitación y trastorno de la mente, el sentimiento, la pasión y cualquier estado mental vehemente o excitado.

De forma más sencilla la palabra emoción puede definirse simplemente, como la aplicación de movimiento, metafórica o literalmente, a sensaciones básicas.

A continuación se presentan las principales familias básicas de emociones propuestas por algunos teóricos:

Ira: furia, ultraje, resentimiento, cólera, exasperación, indignación, aflicción, fastidio, irritabilidad, hostilidad, violencia y odio.

Tristeza: congoja, pesar, melancolía, pesimismo, pena, autocompasión, soledad, abatimiento, desesperación y, en algunos casos, depresión grave.

Temor: ansiedad, aprensión, nerviosismo, preocupación, consternación, inquietud, cautela, incertidumbre, pavor, miedo, terror y, en caso extremo, fobia y pánico.

Placer: felicidad, alegría, alivio, contento, dicha, deleite, diversión, orgullo, placer sensual, estremecimiento, embeleso, gratificación, satisfacción, euforia, extravagancia, éxtasis y, en extremo, manía.

Amor: aceptación, simpatía, confianza, amabilidad, afinidad, devoción, adoración, infatuación, ágape (amor espiritual).

Sorpresa: conmoción, asombro, descontento.

Disgusto: desdén, despecho, menosprecio, aborrecimiento, remordimiento, aversión, repulsión.

Vergüenza: culpabilidad, molestia, disgusto, remordimiento, humillación, arrepentimiento, mortificación y contrición.

Importancia de las emociones

La mayoría de las veces las personas pueden caracterizarse por su estado de ánimo habitual. o sea, más persistente, y por eso esto es propio hablar de individuos alegres, tristes, indiferentes, calmados, ansiosos, angustiados, etc.

Los estados de ánimo que sentimos como algo interior, siempre tienen manifestaciones externas como expresiones faciales, mímica, ademanes, actitudes, porte, etc. Además, estas mismas manifestaciones son características, es decir, que cada estado de ánimo tiene las suyas.

Ahora bien, es importante aclarar que al contrario de lo que la gente cree, generalmente las emociones no son en sí mismas ni positivas ni negativas, más bien actúan como la fuente de energía más poderosa de autenticidad y empuje, y ofrece un manantial de sabiduría intuitivas. Las emociones o sensaciones nos suministran información vital y potencialmente provechosa. Esta retroinformación (del corazón, no de la cabeza) es lo que enciende el genio creador, mantiene al individuo bien consigo mismo, forma relaciones de confianza, ofrece una guía interna para la vida, que nos orienta hacia posibilidades inesperadas, Es también una “energía activadora” de los valores éticos, tales como la confianza, la integridad, la empatía y credibilidad. No es la pericia técnica ni los estudios académicos, sino la inteligencia emocional lo que más ayudará a alcanzar la excelencia.

Nuestras emociones desempeñan un papel importante dentro del ámbito laboral, pueden proporcionarnos información valiosa sobre nosotros mismos, sobre otras personas y sobre determinadas situaciones. La clave está en utilizar las emociones de forma inteligente, que es precisamente lo que queremos decir con inteligencia emocional.

Elementos de la inteligencia emocional

Ya que hemos comprendido el significado de la inteligencia emocional y de las emociones, ofreceremos un panorama general de los elementos que componen la inteligencia emocional, los cuales podemos resumir en el siguiente cuadro y, posteriormente, entraremos en detalles de cada uno de ellos.

Elementos de la inteligencia emocional Contenido
       Conocimiento emocional Retroinformación emocional.

Valorar las cosas.

Manejar nuestros impulsos emocionales.

Automotivación.

Responsabilizarse de sus emociones.

Intuición práctica.

Empatía.

Honestidad emocional.

Energía emocional.

Aptitud emocional Presencia autentica.

El arte de la influencia.

Radio confianza.

Descontento constructivo.

Crítica ingeniosa.

Optimismo, adaptabilidad y esperanza.

Profundidad emocional Identificar nuestro potencial.

Avanzar con valor y compromiso.

Integridad aplicada.

Reconocer el lado sombrío de nuestro

interior.

Equidad.

Alquimia emocional Combatir los prejuicios.

Conocimiento emocional

Este concepto proviene del funcionamiento del corazón, el cual provee la energía que nos motiva para identificar y perseguir nuestro potencial y propósito. Se concentra en aprender el alfabeto, la gramática y el vocabulario del CE, y reconocer, respetar y valorar la sabiduría inherente de las sensaciones; es decir, percibir, valorar y expresar nuestras emociones.

Este elemento de la Inteligencia emocional está conformado por varios conceptos que son necesarios para lograr ejercer el conocimiento emocional; éste implica desarrollar varios factores, tales como:

  1. Retroinformación emocional. Consiste en reconocer nuestros sentimientos y emociones (autoconciencia).

La intuición y las corazonadas revelan la facultad de percibir los mensajes de nuestro depósito interno de memoria emocional, nuestro propio reservorio de sabiduría y buen juicio. Esta facultad reside en el fondo del conocimiento de uno mismo, y este conocimiento es la base vital de las aptitudes emocionales.

Conciencia emocional. Saber cómo afectan las emociones nuestro desempeño. Se trata de una piedra angular de la inteligencia emocional. La conciencia de los propios sentimientos y comportamientos. La conciencia de uno mismo no es una atención exaltada por las emociones, que reacciona excesivamente y amplifica lo que percibe. Se trata, en todo caso, de una forma neutra que conserva la autorreflexión incluso en medio de emociones turbulentas.

Las personas dotadas de esta aptitud:

  • Saben qué emociones experimentan y porqué.
  • Perciben los vínculos entre sus sentimientos y lo que piensan, hacen o dicen.
  • Reconocen qué efectos tienen esas sensaciones sobre su desempeño.
  • Conocer sus valores y metas y se guían por ellos.

En conclusión, si poseemos un alto grado de conciencia de nosotros mismos, podemos observarnos mientras actuamos, e influir sobre nuestras acciones para que resulten beneficiosas.

El autoconocimiento. Es conocer nuestros estados internos, preferencias, recursos e intuiciones. Ofrece un timón seguro para mantener nuestras decisiones en armonía con nuestros valores más profundos.

Autoevaluación precisa. Un sentido sincero de nuestros limites y nuestros puntos fuertes. Visión clara de lo que necesitamos mejorar y capacidad de aprender de la experiencia.

Confianza en uno mismo. Valentía que proviene del conocimiento certero de nuestras capacidades, valores y metas. Es la clave de un desempeño superior, sin ella, nos faltaría la convicción esencial para asumir desafíos. Sentirse seguro brinda esa confianza indispensable para lanzarse hacia delante o asumir el liderazgo.

  1. Valorar las cosas.Las valoraciones son las distintas impresiones, juicios, estimaciones y expectativas que nos forjamos sobre nosotros mismos, sobre los demás y sobre cada situación. Estas se pueden ver influidas por los diversos factores que conforman nuestra personalidad (marco familiar, experiencias, capacidades y creencias), que por lo general adoptan la forma de pensamiento o de diálogo interior.

Cuando llegamos a ser conscientes de nuestras valoraciones, aprendemos de qué forma nuestros pensamientos influyen sobre nuestros sentimientos, actos y reacciones y, por tanto, a modificarlos. Si tomamos conciencia de la forma en que valoramos las cosas, podemos elevar las posibilidades de realizar juicios justos y acertados.

  1. Manejar nuestros impulsos emocionales. En este punto es importante recalcar que se está empleando el término manejar, no dominar, lo cual no es simplemente cuestión semántica, puesto que dominar implica tratar de reprimir los sentimientos por pura fuerza de voluntad que no sirve de nada y aún puede ser contraproducente y reforzar aún más el impulso. Cada emoción fuerte tiene en su raíz un impulso hacia la acción, manejar esos impulsos resulta básico para la inteligencia emocional. impulsos emocionalesEsencialmente esto significa emplear la capacidad de recuperarse rápidamente del desbordamiento provocado por un asalto emocional. Cuando manejamos los impulsos logramos una conexión más clara con las verdaderas razones de nuestro enfado y vigilamos más de cerca nuestros niveles de energía y tensión, para poder hacer frente a los retos y a las dificultades. Además, aumentamos nuestra capacidad para superar la impulsividad y guiar apropiadamente su reacción a las emociones.
  2. La automotivación. Desde un punto de vista técnico, la motivación es el empleo de energía con una dirección y un fin especifico. En el contexto de la inteligencia emocional, significa utilizar nuestro sistema emocional para catalizar todo proceso y mantenerlo en marcha.

La motivación y la inspiración energizan, no empujando a la gente en la dirección correcta como si fueran mecanismos de control, sino satisfaciendo en los demás la necesidad de logro, el sentido a la pertenencia a un grupo, la sensación de que uno controla su vida y la capacidad de vivir según los propios ideales. Esos sentimientos nos conmueven profundamente y provocan una respuesta potente.

  1. Responsabilizarse de sus emociones. La responsabilidad no es un simple estado mental, es la voluntad de prestar atención y encarar las cosas; consiste básicamente en:
  • Reconocer y sentir las emociones en lugar de negarlas o minimizarlas
  • Escuchar la información o retroinformación que la emoción brinda
  • Preguntarse a uno mismo: ¿Cuáles son los principios, valores o metas que están en juego?
  • Guiar o canalizar la energía emocional a una respuesta constructiva.

El conocimiento emocional nos exige reconocer y respetar nuestros sentimientos conservando al mismo tiempo la conciencia y disciplina para no dejarnos llevar por los vientos emotivos del momento

  1. Intuición practica.La intuición es percepción más allá de las sensaciones físicas. Está íntimamente vinculada con la inteligencia emocional. Sirve a la creatividad en tanto que percibe que una idea que nunca se había ensayado puede funcionar. También sirve de inspiración en la medida que se constituye en un respuesta súbita a una interrogante.

Uno puede guiar deliberadamente sus sentimientos intuitivos hacia la búsqueda de soluciones. De esta manera se pueden reducir las reacciones emotivas exageradas para canalizar el primer brote de emoción, cólera, impaciencia, rechazo o resistencia hacia escuchar con más atención.

El sentido intuitivo aumenta dramáticamente la precisión y eficiencia del proceso decisorio. Primero pasa por la totalidad de los detalles y opera por debajo del nivel de conciencia utilizando lo que podría llamarse el circuito de simulación vinculación al CE, señala los resultados que pueden propiciar determinadas acciones y funciona como sistema automático de alarma (que lo lleva a uno a rechazar inmediatamente a elegir entre varias alternativas), o como un incentivo que conduce a resultados benéficos. La señal lo protege de pérdidas futuras y le permite elegir entre menos alternativas, agilizando y aclarando así el proceso de toma de decisión. Posteriormente es cuando el análisis costo beneficio, y otros aspectos del razonamiento deductivo, resultan valiosos.

  1. Empatía.Empatía, proviene de la palabra griega emphateia, que significa “sentir dentro”, término que en un principio fue utilizado por los teóricos de la estética para designar la capacidad de percibir la experiencia subjetiva de otra persona. La empatía se construye sobre la conciencia de uno mismo; cuanto más abiertos estamos a nuestras propias emociones, más hábiles seremos para interpretar los sentimientos.

Cuando falta esa sensibilidad, la gente queda desconcertada. La falta de oído emocional conduce a la torpeza social, ya sea por haber interpretado mal los sentimientos ajenos, ya sea por una franqueza mecánica e inoportuna, o por una diferencia que aniquila la afinidad.

La empatía se considera una parte esencial del ser humano, debido a que funciona como un sistema de navegación emocional con el que timoneamos para entendernos con los demás, y es crítica para lograr un desempeño superior cuando el trabajo se centra en la gente. No basta con tener potencial para la empatía: es preciso interesarse

La aflicción por empatía es muy común cuando nos atribula profundamente el dolor de un ser querido. La preocupación por un amigo atribulado puede agitar en nosotros los mismos sentimientos perturbadores. La alternativa es mantenerse abierto a los sentimientos, pero ser hábil en el arte del autodominio emocional, para no dejarse abrumar por la aflicción que nos contagian aquellos con quienes tratamos.

  1. Honestidad emocional.Es permanecer honesto consigo mismo y respetar la sabiduría, tanto del corazón como de la cabeza. Implica que cada persona debe cuestionarse lo siguiente: ¿Conozco bien a la gente que me rodea y ellos me conocen bien a mí? ¿ Escucho abierta y honradamente, y respeto lo que siente intuitivamente?.

Ser honesto emocionalmente no es un juego mental de poner buena cara a las cosas. Es prestar atención a lo que el corazón nos dice que es verdad. Requiere escuchar los sentimientos de la verdad interna que proviene en su mayor parte de la inteligencia emocional vinculada con la intuición y la conciencia, reflexionar sobre ellos y actuar en consecuencia. La verdad emocional que uno siente se comunica por si sola en la mirada y los gestos, en el tono de la voz más allá de las palabras. Los sentimientos nos hacen reales aunque tratemos de reprimirlos, no pueden permanecer ocultos mientras se pasa por alto los potenciales menospreciando las posibilidades o soslayando los valores. Es ser más real y auténtico, respetarse a sí mismo, lo cual es requisito previo para considerar y respetar a los demás. Es aprender a permanecer consciente de los pensamientos, reconociendo al mismo tiempo la voz interior de los sentimientos.

La intuición es un concepto que se encuentra ligado con la honestidad emocional, entendiendo como intuición el fundamento último de nuestra comprensión de la ética, del bien de lo valioso en la vida. Cuando la intuición se desarrolla activamente se expande y fortalece nuestra inteligencia emocional y es una fuente clave de conocimiento personal. La intuición dentro de la honestidad emocional requiere que uno se diga a sí mismo la verdad sobre lo que está sintiendo. Solo cuando se puede mantener en contacto con esta fuente interior se podrá desarrollar una fuente de conocimiento más allá de los pensamientos.

  1. Energía emocional. Este concepto se refiere principalmente a la relación que existe entre la energía y las emociones. Consiste en aprender a entender y guiar eficazmente la energía y tensión, con el objeto de rendir mejor y sentirnos más relajados.energia emocional

Está comprobado que cuando una persona está es un prolongado estado de energía o cansancio tensos, su inteligencia emocional sufre algunos efectos provocando que los obstáculos y dificultades parezcan insuperables, aún cuando esos mismos problemas sean mucho más manejables cuando se afrontan con tranquilidad. Es decir, que cuando uno está lleno de energía y al mismo tiempo tranquilo, las percepciones de uno mismo y del mundo son distintas de como se perciben cuando se está tenso y cansado.

Es por ello que es importante que cada persona conozca cuáles son los niveles de energía que existen, de qué manera se manifiestan, y que medidas puede tomar para contrarrestarlos o bien, lograr un equilibrio que le permita sentirse bien en cualquier parte y a cualquier hora. Para ese efecto, a continuación se muestran los niveles de energía y tensión:

Energía tensa (alta tensión y alta energía). Es un estado de ánimo caracterizado por una sensación casi agradable de excitación y poder. La energía física se siente alta aún cuando uno pueda enfrentarse a altos niveles de tensión por largas horas de trabajo con un programa muy agitado. En el estado de energía tensa uno tiende a forzarse hacia un objetivo tras otro sin parar a reflexionar. Los esfuerzos van acompañados desde un nivel moderado hasta un estado severo de tensión física que después de un tiempo puede pasar inadvertido. Sin darse cuenta, al permitir que persista este estado de energía tensa, pierde uno la capacidad de prestar atención a sus propias necesidades, a otras personas o proyectos, y de pronto puede encontrarse con que está al borde de un agotamiento total.

Energía tranquila (baja tensión y alta energía). Es un estado de ánimo que pocos experimentamos con suficiente frecuencia. Se siente uno notablemente sereno y con dominio de sí mismo. La energía tensa se reemplaza con una presencia de ánimo alerta y más optimista, sensaciones corporales tranquilas y agradables, y un profundo sentido de vigor físico y bienestar. Las reservas mentales y físicas son altas. Tiene la mejor combinación de vitalidad y aumento de inteligencia creativa. Podría pensarse que la energía tranquila es una especie de estado fluido de conciencia relajada, o una quinta velocidad extra que le permite hacer tanto o más que antes con menos esfuerzo y desgaste.

Cansancio tenso (alta tensión y baja energía). Estado anímico caracterizado por cansancio general. Los distractores pueden aumentar la desazón, o la fatiga va mezclada con nerviosismo tensión y ansiedad. No es nada agradable y con frecuencia trae un sentimiento de cansancio tenso que puede ser manejable con una interrupción del trabajo, un psicoanalista, alguna actividad física, luz extra y otras cosas por el estilo.

Cansancio tranquilo (baja tensión y baja energía). Es un estado de ánimo generalmente agradable, caracterizado por la sensación de abandonarse y relajarse. Se siente uno cómodo, despierto y a gusto, tal vez leyendo un libro o escuchando buena música sin preocuparse por los problemas del trabajo y la vida.

Además de la energía que todos manejamos a diario. También existen otros factores que pueden influir a que ésta aumente o disminuya, tales como el ambiente en que uno se encuentre, la mala iluminación, el ruido y un ambiente hostil deprimen el espíritu y promueven el aislamiento, la fatiga, la tensión, y la desconfianza.

Entre las muchas características que los investigadores consideran pueden mejorar el ambiente de la energía en el lugar de trabajo y fomentar la colaboración creativa, se encuentran:

  • Establecer vínculos adecuados
  • Colaboración y cooperación. Trabajar con otros para alcanzar metas compartidas y fomentar nuevas relaciones
  • Habilidades de equipo. Crear sinergia grupal para alcanzar las metas colectivas.
  • Un sentido de control personal sobre las distracciones e interrupciones.
  • Fácil acceso a puntos magnéticos centrales diseñados para reunir gente, tales como áreas de café o refrescos, con artículos de alta calidad, buena iluminación y vista natural, espacios cómodos para estar de pie o con asientos para fomentar interacciones informales.
  • Liderazgo que se mantiene no solo estimulando a los demás a utilizar los puntos magnéticos, sino dando personalmente ejemplo usándolos uno mismo. El líder debe hacerles sentir que esto es parte de su trabajo.

Aptitud emocional

Desarrollar aptitud emocional significa ser claro y llevarse bien con los demás. La aptitud emocional nos ayuda a crear cualidades en el corazón, inspiración para nosotros mismos y para los demás, como autenticidad y confianza, lo cual permite poner en práctica las destrezas del conocimiento emocional y lograr una mayor credibilidad.

También es por medio de la aptitud emocional como se adquiere inspiración para ampliar las capacidades y perdonarse a sí mismo y los demás, cuando se cometen errores. La aptitud emocional fomenta entusiasmo y fuerza constructiva para hacer frente a los retos y cambios, lo cual contribuye a lo que se conoce como fortaleza, así como a una adaptabilidad emocional y mental para el manejo de presiones y problemas en una forma más abierta y honesta.

Por medio de la aptitud emocional empezamos a iluminar nuestros valores básicos y carácter personal, así como a los sentimientos que les dan vida y los impulsan.

Para lograr poner en práctica la aptitud emocional es necesario tomar en cuenta los siguientes factores:

  1. Presencia auténtica.Consiste básicamente en transmitir la verdad emocional de nosotros mismos acerca de lo que creemos, de lo que nos interesa y de lo que representamos.

Lo anterior se puede lograr mediante la -conexión del diálogo- con las demás personas. Entendiendo por diálogo como una persona derivada del antiguo griego “diálogos”, que significa libre flujo de indagación y creación de significados entre las personas. Esto implica no sólo establecer una charla o una agradable conversación, sino un diálogo genuino, es decir los participantes deben esforzarse por aprender y llegar a entender lo que otros sienten y perciben.

Además de lo anterior, para conseguir la presencia auténtica es necesario comprender el -valor que tiene él perdonarse a uno mismo y a los demás-. Por medio del perdón convertimos el sufrimiento causado por nuestros propios errores y por las ofensas recibidas en nueva energía para seguir adelante. Perdonar depende en parte de la voluntad y en parte de la compasión. En el acto de la compasión podemos al fin salir del papel de victimas y ver más allá del temor, el rencor, la culpa, los celos o la envidia. Las viejas heridas emocionales no se pueden deshacer pero pueden convertirse en semillas de transformación. Es importante entender que perdonar es una cosa que uno hace para liberarse del resentimiento, del enfado, y hasta del odio; perdonar es liberar energía atrapada para destinarla a un mejor uso.

Para desarrollar presencia autentica se empieza donde uno esté. Uno trabaja en ello en la casa, en todas las interacciones de negocios, en todo proyecto y reunión de trabajo.

Otras consideraciones para desarrollar la presencia auténtica son:

  • Cuando se inicie una discusión o reunión, escuche atentamente y aclare el propósito. En un grupo es crucial ampliar su intuición para así poder captar lo que demás sienten y piensan
  • Valorar la congruencia y hablar cuando no la haya. Esto es, que analice lo que siente en su interior respecto al tema tratado y hable únicamente si no está de acuerdo
  • Adoptar señales abreviadas para compartir sentimientos
  • Responder con claridad a nuevas ideas
  1. El arte de la influencia. Se requiere manejar con efectividad las emociones ajenas. Cada uno influye en el estado de ánimo de los demás. Es perfectamente natural influir en el estado emocional de otro, para bien o para mal. Constantemente nos “contagiamos” emociones. Este intercambio emocional constituye una economía interpersonal visible, que parte de todas las interacciones, pero habitualmente es tan sutil que no se percibe.

La economía emocional es la suma de todos los intercambios de sentimientos entre nosotros. De manera sutiles, o no tanto, todos nos hacemos sentir un poco mejor o mucho peor como parte de cualquier contacto que mantengamos. Cada encuentro se puede evaluar según una escala de lo emocionalmente negativo a lo positivo.

  1. Radio de confianza.Significa expandir nuestra confianza mediante una credibilidad y sociabilidad espontánea, y se considera como un aspecto de la inteligencia emocional que indica la facilidad del individuo para hablar con extraños de una manera abierta, no rígida, viendo en ellos fuentes de posibles conexiones e ideas que pueden resultar constructivas y valiosas.

Es una característica emocional, algo que debemos sentir, y actuar de acuerdo, que empieza con el sentimiento del propio valor y propósito que extendemos a otros, como el radio de un circulo. El sentimiento íntimo que uno obtiene de la confianza en uno mismo y de sentir que los demás confían en uno, es uno de los grandes motivadores en la vida. Con él tenemos espacio interior para crecer, para hacernos emocionalmente aptos y ejercer y expandir nuestro círculo de confianza para construir puentes de un problema a otro, de una idea a otra, de una persona a otra. Esto nos permite, entre otras cosas, manejar las críticas con ecuanimidad y hasta con una sonrisa.

Cuando confiamos en nosotros mismos y podemos extender esa confianza a los demás y recibirla de regreso, se convierte en un centro que mantiene unidas las relaciones y libera el diálogo franco.

  1. Descontento constructivo. La clave para lograr apertura en el trabajo es enseñar a la gente a abandonar una idea de que hay que estar de acuerdo. El acuerdo no tiene importancia. Hay que sacar a la luz las paradojas, el conflicto y dilemas, para que colectivamente podamos ser más inteligentes que individualmente.

Muchos líderes ofrecen respeto y confianza. Frente a la resistencia y la crítica permanecen abiertos, curiosos, receptivos y aprendiendo constantemente. Acogen el desacuerdo como un estimulo para buscar calidad e innovación. Por esta razón exploran diversas maneras de legitimar el conflicto como parte natural y sana de la cultura de una empresa.

El descontento puede ser un semillero de ideas creativas y oportunidades de crear más confianza y conexión. Aprendiendo a valorar el descontento se pueden derivar de él grandes ventajas para su carrera, sus clientes y su compañía.

  1. La crítica ingeniosa.La crítica debe considerarse como una información valiosa de cómo hacer las cosas mejor, en lugar de tomarla como un ataque personal. Otra es esperar impulso hacia la actitud defensiva en lugar de asumir la responsabilidad. Es recomendable que a la crítica se le considere como una oportunidad de trabajar conjuntamente con el crítico para resolver el problema, no como adversario.critica

En términos de motivación, cuando la gente cree que los fracasos se deben a algún déficit inalterable que hay en ellos, pierden la esperanza y dejan de intentarlo. La convicción básica que lleva al optimismo es que los contratiempos o los fracasos se deben a circunstancias que nosotros podemos cambiar o mejorar.

El arte de la crítica es el arte del elogio, algunos factores que se deben tomar en cuenta para estar en condiciones de poder hacer una crítica ingeniosa son:

  • Ser especifico. Centrarse en los detalles, diciendo qué es lo que la persona hizo bien, que es lo que hizo mal, y cómo podría modificarse. No hablar con rodeos ni ser indirecto ni evasivo, eso empañaría el mensaje real. La especificidad, es tan importante para el elogio como para la crítica.
  • Ofrecer una solución. La crítica, como toda retroalimentación útil, debe señalar una forma de corregir el problema. De esta manera existe la posibilidad de reaccionar con mayor rapidez en circunstancias en que un proceso de toma de decisiones demanda de celeridad, amén de que abre un horizonte de más y mejores alternativas.
  • Estar presente. Las críticas, al igual que los elogios son más eficaces si se expresan cara a cara y en privado. Las personas que se sienten incomodas al someterse o manifestar una crítica o a un elogio, y probablemente sienten alivio al hacerlo poniendo distancia de por medio, por ejemplo con un memorando. Esto hace que la comunicación resulte demasiado impersonal, lo cual elimina la posibilidad de que la persona que la recibe de una respuesta o haga una aclaración.
  • Mostrarse sensible. Esta es una apelación a la empatía, a estar sincronizado con el impacto que provoca al receptor lo que uno dice y la forma en que uno lo dice. Las personas que tienen poca empatía, son más propensas a proporcionar retroalimentación de una forma hiriente. El efecto neto de este tipo de crítica es destructivo.
  1. Optimismo, adaptabilidad y esperanza. El optimismo, como la adaptabilidad y la esperanza, significan tener un fuerte y duradero sentido de que las cosas saldrán bien a pesar de los tropiezos, dificultades y frustraciones.

El optimismo más que un estado de ánimo, es una actitud ante la vida. Hay que tenerlo presente. La adaptabilidad es algo más que adecuarse o resignarse. Es un mecanismo que aumenta ostensiblemente la capacidad de respuesta, independientemente de las circunstancias o presiones a que uno se someta. Asimismo, representa la oportunidad de interactuar, de ser permeable, por ende, de poder cambiar.

Por lo que toca a la esperanza, ofrece más que un poco de solaz en medio de la aflicción.

Ser optimista, al abrigar esperanzas, significa tener grandes expectativas de que, en general, las cosas saldrán bien a pesar de los contratiempos.

Desde la perspectiva de la inteligencia emocional, abrigar esperanzas significa que uno no cederá a la ansiedad abrumadora, a una actitud derrotista ni a la depresión cuando se enfrenta desafíos.

Profundidad emocional

Este concepto nos ayuda a desarrollar nuestro carácter e influencia, aviva nuestro potencial, integridad y razón de ser.

Para poder trascender a las vicisitudes y desafíos, requerimos de poner especial atención en trabajar en los siguientes factores:

  1. Identificar nuestro potencial.Esto implica no sólo manejar nuestras emociones, entenderlas y ver de qué manera nos afectan, sino que tenemos que conocernos, saber adónde estamos, de dónde venimos y adónde vamos.

Esto requiere en primer término llegar a conocer nuestros talentos y ponerlos al servicio de nuestra vocación, además de identificar cuáles son nuestros propósitos. Entendiendo por propósito más que una buena idea, como un camino emocional en nuestra vida y trabajo, que nos ofrece orientación y dirección.

Propósito es la conciencia y guía que nos define por lo que somos y más nos interesa, más que en dónde nos encontramos en el momento. En el caso de una organización, propósito se extiende no como una estrategia o meta, sino como el fin fundamental de la existencia de la organización.

  1. Avanzar con valor y compromiso.El valor es la voluntad de asumir una posición, levantar la voz, afrontar el dolor y el rechazo, actuar con dignidad bajo presión, sostener principios contra la oposición y el temor. Es también arriesgarse a fracasar, cometer errores y confesarlos, pedir ayuda reconociendo que uno no lo sabe todo y está dispuesto a aprender.

Así como es importante definir nuestro propósito y avanzar con valor, también lo es el comprometernos, lo cual implica educar y fortalecer nuestro sentido de responsabilidad, entendiéndose por éste, hacer promesas y cumplirlas. Aprender que somos capaces de hacer con nuestro potencial y qué pueden hacer los demás con el suyo.

Esto a su vez, nos permite ver si estamos dispuestos a ser francos con nosotros mismos y a ser comprensivos con los demás y esperar de ellos lo mejor que pueden dar de sí. Esto significa interesarnos en entender y compartir nuestra experiencia de luchar, buscar, caer y volver a levantarse. Asimismo, es una llamada de la conciencia que se puede considerar básicamente como la voz profunda de intuición. Sus frecuentes incitaciones se sienten como estímulos internos. La conciencia trabaja mejor cuando está respaldada por un sentido de fe, valor y responsabilidad.

  1. Integridad aplicada.La integridad es un factor muy importante, toda vez que es una cualidad que sirve en la formación del carácter y es esencial para el respeto de sí mismo y credibilidad en la vida.

Una definición de integridad es “adhesión a los principios morales y éticos, rectitud de carácter moral, honestidad”. También se define como el estado de ser entero, complejo y no disminuido.

La integridad en los negocios y en el trabajo significa aceptar plena responsabilidad, comunicarse clara y abiertamente, comprometerse a dialogar y evaluar lo que es correcto, cumplir lo que se promete, evitar agendas ocultas y tener el valor de dirigirse a uno mismo, siendo fiel a sus principios con los demás y hacer las cosas que uno dice va a hacer.

La integridad es también interactuante pues comprende el manejo de las relaciones entre un individuo y los que lo rodean, entre un grupo dentro de grupos. La integridad se puede ver como consultar uno su conciencia y tener el valor de actuar de acuerdo con ella, la integridad requiere de tres elementos centrales:

  1. Discernir lo que es correcto de lo que es incorrecto.
  2. Actuar de acuerdo con ese discernimiento aun a costa personal, esto es, ser firme, con claros compromisos.
  3. Decir abiertamente que uno actúa según su leal saber y entender , sin avergonzarnos de hacer lo correcto, mostrando una firme devoción a nuestros principios.
  4. Reconocer el lado sombrío de nuestro interior.Es importante aprender a conocer nuestro interior, ya que de esta manera podemos aprender mucho sobre nosotros mismos. Esto lo podemos lograr si nos proponemos detectar partes de nuestra sombra que se refleja en los comentarios críticos que otros nos hacen. Por lo general tenemos mucha práctica en desviar o negar tales comentarios a fin de presentarnos a la luz más favorable. Es necesario que cuando oigamos críticas hacia nosotros, diciendo que somos fríos, egoístas, desconfiados, indiferentes o dominantes, nos exploremos más a fondo.

Viendo constructivamente, cuando hacemos frente al aspecto sombrío de nuestra naturaleza humana nos facultamos para:

  • Realizar una más profunda y genuina autoaceptación, basada en un conocimiento más completo de quienes somos en realidad.
  • Reconocer, experimentar y guiar las partes más restrictivas, oscuras y reaccionarias de nosotros mismos en vez de suprimirlas, las cuales a menudo estallan inesperadamente en los peores momentos.
  • Liberarnos de sentimientos crónicos de culpa, resentimiento, remordimiento o vergüenza que se asocian con los sentimientos del lado oscuro.
  • Mejorar o ayudar a mejorar nuestras relaciones mediante valeroso auto-examen y diálogo más franco con los demás.

El poder sobre el lado sombrío de las emociones descansa en no tener que actuar sobre sus sentimientos oscuros. En esta forma podemos ver que las emociones del lado sombrío no son algo esencialmente destructivo, sino sencillamente parte de nuestro ser más intimo, que permanece escondido. Al aceptar sus imperfecciones y faltas detectará también voces de cautela y sabiduría que saltan de la oscuridad.

  1. Equidad.Identificar la injusticia y luchar contra ella y hacer todo el esfuerzo por ser equitativos y apropiados es un gran reto en medio de los prejuicios de la sociedad actual.

Sin embargo, es necesario que dentro de nuestra vida cotidiana y de nuestro trabajo aprendamos a identificarla y ponerla en práctica para beneficio de nosotros y de los demás, ya que una vez que en un lugar de trabajo las personas comienzan a sentir que existe alguna injusticia, pueden experimentar sentimientos de piedad de si mismos o martirio, pueden sentirse no apreciados, incomprendidos y descontentos porque sus expectativas no se han cumplido, y cuando el individuo cree que está dando más una relación de lo que recibe en cambio, siente angustia y generalmente responde en una de las siguientes formas:

  1. Reduce los insumos disminuyendo su contribución a la relación por uno de los siguientes medios: llegar tarde al trabajo, faltar a las reuniones, trabajar menos, hacer las cosas con descuido, quejarse, difundir rumores, fingirse enfermo, tomarse largos descansos, olvidarse de realizar tareas y sabotear su propio trabajo y el de los demás.
  2. Aumenta los productos tratando de cambiar lo que recibe de la relación, pidiendo una o más de las siguientes cosas: paga, bonificaciones, promoción, seguridad, prestaciones, traslado a un oficio distinto, mejores condiciones de trabajo.
  3. Pone fin a la relación personal o laboral.

Alquimia emocional

Por alquimia entendemos cualquier facultad o proceso de trasmutar una sustancia común que se considere de poco valor en otra de gran valor.

En virtud de una mayor concientización y aplicación de inteligencia emocional, nos convertimos de hecho en alquimistas. Aprendemos a reconocer y dirigir las frecuencias emocionales o resonancias que sentimos en nosotros mismos o en los demás, en vez de rechazarlas automáticamente. Aprendemos a aplicar nuestras corazonadas, entusiasmos, descontento y otras energías emocionales como catalizadoras del cambio y crecimiento, o como antídotos contra la rigidez y el estancamiento personal o de nuestras organizaciones. Es aquí donde empezamos a experimentar uno de los resultados claves de la alquimia emocional: la confluencia, que es la reunión de intuiciones y talentos dispares, propósitos y competencias, personas y posibilidades, en un todo unificado.

Presentir oportunidades y crear el futuro procede confluencia, incluso innovación intuitiva, transformación situacional e inteligencia fluida.

Combatir los prejuicios. Los prejuicios son una especie de aprendizaje emocional que tiene lugar en las primeras etapas de la vida, haciendo que éstos sean difíciles de erradicar por completo. Las emociones del prejuicio se forman en la infancia, mientras las convicciones que se utilizan para justificarlo surgen después.

Mas tarde uno puede sentir deseos de cambiar los prejuicios, pero es mucho más fácil cambiar las convicciones intelectuales que los sentimientos profundos. Si los viejos prejuicios no pueden ser fácilmente suprimidos, lo que si puede modificarse es lo que haga con respeto a ellos.

Dejar de combatir el prejuicio en el lugar del trabajo es perder una oportunidad más importante, la de sacar ventaja de las posibilidades creativas y emprendedoras que puede ofrecer una fuerza de trabajo diversa. Si un grupo de trabajo que cuenta con diversas fuerzas y perspectivas puede operar de forma armónica, es probable que llegue a mejores soluciones, más creativas y más eficaces que si lo hicieran en forma aislada.

Importancia de la inteligencia emocional en el trabajo

La organización como un todo tiene una especie de “inteligencia”, al igual que los grupos y los equipos que la componen. Inteligencia, en uno de sus sentidos más básicos, es la capacidad de resolver problemas, enfrentar desafíos o crear productos apreciados.

i emocionalLa inteligencia emocional es importante por una gran variedad de factores pero principalmente porque nos enseña a tener conocimiento de uno mismo, lo cual es parte constructiva del compromiso, el cual, reflejado en el trabajo hace que los empleados que conocen sus propios valores y metas tengan una idea más clara del papel que desempeñan. Obviamente esto debe mezclarse con la cultura de la organización, ya que los empleados necesitan conocer con claridad los valores nucleares de ésta para poder aliarse con ellos. Cuando sienten que hay coincidencia, el compromiso es fuerte y espontáneo.

La esencia del compromiso es unificar los propios objetivos con los de la organización. El compromiso es emocional cuando sentimos un fuerte apego a las metas de nuestro grupo y resuenan fuertemente al compás de las nuestras.

Quienes valoran el objetivo de una organización y lo adoptan, no solo están dispuestos a hacer por ella un esfuerzo supremo, sino a efectuar sacrificios personales cuando sea necesario. Cuanto más apoyados se sientan los empleados, mayor será la confianza, el apego y la fidelidad que experimenten.

El compromiso se expresa hasta en las decisiones inaceptables que se toman para beneficiar a la mayoría, aunque provoquen oposición y controversias. En el trabajo captamos constantemente cierto tipo de claves emocionales y adecuamos nuestra conducta a ellas. Es importante también, porque contribuye a tener una mayor conciencia de lo que significa el servicio a clientes.

La inteligencia emocional considera que las personas de diversos orígenes se sientan bienvenidas en el lugar de trabajo, pero ésta pretende ir más allá, al aprovechar la diversidad para mejorar el desempeño. Elimina la intolerancia, y promueve la capacidad de aprovechar la diversidad de tres habilidades: llevarse bien con personas diferentes, apreciar la manera inigualable de operar de otros y utilizar cualquier oportunidad para generar conocimiento. Cuando los lideres de una organización valoran las ideas que aportan personas de orígenes diversos, la organización recibe un aprendizaje que fomenta la competitividad.

Como sabemos, quienes están dotados de iniciativa actúan sin esperar a verse obligados por acontecimientos externos. A menudo, esto significa anticipar la acción, para evitar problemas antes de que se presenten, o aprovechar una oportunidad antes de que sea visible otros. Quienes tienen iniciativa, cualesquiera sean sus raíces, piensan que con sus propios actos pueden cambiar el futuro. Estas actitudes, a su vez, esta visión a distancia puede llevar a tomar medidas cuando nadie lo cree necesario. Por el contrario, quienes carecen de iniciativa se caracterizan por reaccionar constantemente ante los hechos, en vez de prepararse para enfrentarlos, presentan una mayor tendencia a darse por vencidos, en la vida y en el trabajo. Cuando uno descubre lo que quiere y se da cuenta de que es factible, puede imaginar los pasos a dar. Después, todo es cuestión de perseverancia. La falta de iniciativa tipifica a quienes sienten cierta desesperanza, pensando que por mucho que hagan no cambiarán nada.

No obstante, la iniciativa sin empatía (o sin tener noción del panorama amplio) puede ser nociva. Entre las aptitudes sociales con importancia laboral que tienen sus sentimientos en la empatía se incluyen:

  • Comprender a los demás. Percibir los sentimientos y perspectivas ajenos, e interesarse activamente en ellos.
  • Orientación hacia el servicio. Prever, reconocer y satisfacer las necesidades del cliente.
  • Ayudar a los demás a desarrollarse. Percibir las necesidades de desarrollo de los demás y fomentar su capacidad.
  • Aprovechar la diversidad. Cultivar las oportunidades a través de personas diversas.
  • Conciencia política. Interpretar las corrientes políticas y sociales de una organización.

La falta de la inteligencia emocional puede provocar la ausencia psicológica. Cuando alguien está presente psicológicamente, concentra toda su atención en la tarea y así logra su mejor desempeño.

La presencia se inicia con el conocimiento de uno mismo. Cuando estamos plenamente presentes, captamos mejor las necesidades de la situación y de quienes nos rodean, también nos adaptamos fluidamente a lo que se necesita, y podemos ser considerados, divertidos o reflexivos, recurriendo a la habilidad que sea menester en ese momento.

La organización dotada de inteligencia emocional debe saldar cuentas con cualquier disparidad existente entre los valores proclamados y los que aplica. La claridad en cuanto al espíritu y el objetivo de la empresa lleva a una decisiva seguridad en la toma de decisiones.

Las organizaciones tienen una zona característica de experiencia colectiva (de sentimientos comunes e informaciones compartidas) que permanece inexpresada (o de la que se habla sólo en privado), por lo tanto, cae en el abismo de lo que equivale a un punto ciego de la organización. Esas zonas de desatención pueden albergar peligros potenciales.

Una manera, casi siempre ignorada, de tener el perfil de una organización es observar los estados emocionales típicos de quienes trabajan allí. La teoría de sistemas dice que ignorar cualquier categoría de datos significativa es limitar el conocimiento y la reacción. Sondear la profundidad de las corrientes emocionales de una organización puede rendir beneficios concretos.

Desde la perspectiva del trabajo, los sentimientos tienen importancia en la medida que facilitan o dificultan la búsqueda del objetivo común. No obstante, la paradoja está en que nuestras interacciones laborales son relaciones como las demás, allí también operan las pasiones.

El conocimiento y la experiencia están distribuidos por toda la organización. No hay una sola persona que pueda dominar toda la información necesaria para conducirla con eficiencia. La organización será tan inteligente como lo permita la oportuna y adecuada distribución y procesamiento de los diversos elementos de información.

Toda la organización efectúa constantes giros de crítica constructiva superpuestos, reúne información interna y externa y ajusta en consecuencia sus operaciones. La teoría de sistemas nos dice que en un ambiente de cambio turbulento y competencia, la entidad más adaptable será la que absorba más información, la aproveche más plenamente para aprender y responda con más agilidad, creatividad y flexibilidad.

Este principio se aplica tanto a la pequeña mercería de la esquina como a la más grande de las empresas internacionales. Señala el crucial papel del flujo de información para una organización en función del uso que da a su capital intelectual, patentes, procesos, modelo de administración, tecnología, prácticas comerciales y conocimiento acumulado de compradores y proveedores.

Así como un alto cociente intelectual colectivo en un pequeño grupo de trabajo depende de que sus integrantes se entrelacen efectivamente, lo mismo ocurre con las organizaciones en su totalidad. Las realidades emocionales, sociales y políticas pueden realzar o degradar su potencialidad. Si los integrantes de la empresa no pueden funcionar bien juntos, si les falta iniciativa, vinculación o cualquier otra aptitud emocional, la inteligencia colectiva se perjudica. Por eso es importante el desarrollo de la inteligencia emocional en las empresas, esto es, la capacidad se sentir empatía, conocerse y saber como actuar en cada situación. Si esto se logra, puede convertirse en un ente social emocionalmente inteligente.

Liderazgo

La aptitud emocional es importante sobre todo en el liderazgo, papel cuya esencia es lograr que otros ejecuten sus respectivos trabajos con más efectividad.

liderLos líderes en ocasiones pueden presentar un alto grado de Coeficiente Intelectual, pero tal vez su debilidad se encuentre en la inteligencia emocional es decir, que sean arrogantes, que tengan demasiada fe en el poder del cerebro pero que sean incapaces de adaptarse a los cambios económicos sociales y tecnológicos, que en ocasiones se sientan desorientados y que no valoren la colaboración y el trabajo en equipo.

Los líderes que no saben alentar a que la gente les lleve sus inquietudes y sus preguntas, incluidas las noticias inquietantes, se exponen a tener problemas.

La ineptitud de los líderes puede llegar a reducir el desempeño de todos, hacer que se malgaste el tiempo, crear asperezas, corroer la motivación y la dedicación al trabajo acumulando hostilidad y apatía, provocando con ello serios problemas.

Varios son los aspectos principales en los que los líderes pueden fallar, si no se preocupan por desarrollar ciertas aptitudes que son de gran importancia en el desempeño de su trabajo, y que pueden provocar consecuencias importantes:

  • Rigidez. En ocasiones los líderes son incapaces de adaptar su estilo a los cambios de la cultura o de aceptar y asimilar la crítica constructiva.
  • Malas relaciones. En ocasiones, los líderes resultan ser demasiado ásperos en la crítica, insensibles o exigentes, al punto de enemistar a quienes trabajan con ellos.
  • Autodominio: en ocasiones tienden a manejar mal la presión y ser propensos al mal humor y a los arranques coléricos.
  • Escrupulosidad: mostrar reacciones de manera defensiva ante el fracaso y la crítica, negando, disimulando o echando la culpa a los demás.
  • Confiabilidad: algunos líderes se muestran demasiado ambiciosos y dispuestos a progresar pero a expensas de otros, dando un valor menor a las personas que colaboran o conviven con ellos.
  • Habilidad social: pueden carecer de empatía y sensibilidad, a menudo se muestran arrogantes o intimidan a los subordinados.
  • Influencia: la falta de un buen manejo y aplicación de esta aptitud puede provocar no saber establecer una coalición ni hacerse escuchar, no inspirar interés en los demás y tener un impacto negativo.
  • Mal liderazgo: Un liderazgo brutal, arrogante o arbitrario desmoraliza a la gente.

El desarrollo de todas estas aptitudes por medio de la Inteligencia Emocional resulta de gran ayuda para el desarrollo de un buen liderazgo, principalmente por los beneficios que podemos obtener con ello. A continuación se mencionan algunos de ellos:

  • Ayuda a mejorar el manejo de una situación emocional, lo cual coadyuva a resolver los problemas de raíz estableciendo rápidamente entendimiento y confianza. Enseña a saber escuchar, a ser capaz de persuadir con una recomendación.
  • Incrementa la adaptabilidad en lugar de la rigidez en el líder, lo que posibilita el trabajo con diferentes estilos y con gente de todos los planos.
  • Contribuye al autodominio de las personas ayudándolas a conservar la compostura bajo estrés y a mantenerse serenos, seguros y confiables en el calor de la crisis.
  • Desarrolla la autoconciencia, es decir, ayuda a las personas a responsabilizarse de sus actos, admitiendo sus faltas y errores, haciendo que se ocupen de la solución de problemas y sigan adelante sin obsesionarse con el fracaso.
  • Cambia la actitud y modo de pensar de las personas, cosechando la integridad de las mismas, lo cual hace que un líder tienda a reconocer las necesidades de sus subordinados y colegas.
  • Desarrolla la empatía, influyendo en que el líder demuestre tacto y consideración por los demás La empatía es crucial para ejercer influencia. Resulta imposible causar en los otros un efecto positivo sin percibir primero lo que sienten y entender su postura.
  • La inteligencia emocional sirve de base a muchas de las aptitudes de autorregulación, sobre todo el autodominio, bajo estrés y la capacidad de adaptarse a los cambios, facultades que permiten mantener la calma frente a la crisis, incertidumbre y desafíos.

Ayuda al manejo de conflictos, en tanto que acrecienta la capacidad de negociar y resolver desacuerdos con diplomacia y tacto.

Pasos para manejar conflictos

  1. Primero, serenarse, sintonizar los propios sentimientos y expresarlos
  2. Mostrarse dispuesto a resolver las cosas discutiendo el tema, en vez de empeorarlo con más agresión
  3. Expresar el propio punto de vista con calma, en vez de emplear un tono de disputa
  4. Buscar soluciones equitativas para resolver el desacuerdo, trabajando en conjunto para hallar una solución que ambas partes puedan adoptar.
  • Mejora la habilidad para negociar. Toda negociación lleva una carga emocional, por lo que los mejores negociadores son capaces de percibir qué puntos son los más importantes para la otra parte y ceder graciosamente allí, mientras presionan por concesiones en puntos que no tengan tanto peso emotivo.
  • Contribuye al liderazgo en sí. Las personas que cuentan con esta aptitud son capaces de articular y despertar entusiasmo en pos de una visión y una misión compartidas, se ponen a la vanguardia cuando es necesario, cualquiera sea su cargo, orientan el desempeño de otros haciéndoles asumir su responsabilidad, guían mediante el ejemplo, presentan un alto nivel de energía positiva que se extiende por toda la organización.
  • Ayuda a que las personas saquen a la luz su carisma emocional, lo cual depende de tres factores: experimentar emociones fuertes, ser capaz de expresarlas con vigor y ser más hábil para proyectar que para recibir. Las personas sumamente expresivas comunican a través de la expresión facial, la voz, los gestos, el cuerpo entero. Esta facultad les permite conmover, inspirar y cautivar a otros. La capacidad de expresar convincentemente las emociones, requiere que el líder sea sincero y se exprese desde el corazón.
  • Como catalizador de cambio, hace que las personas que cultivan esta aptitud, reconozcan la necesidad de efectuar cambios y retirar obstáculos. Desafían el statu quo para reconocer la necesidad de cambiar, son sus paladines, y sirven de modelo para el cambio que se espera de otros. Además de un alto grado de seguridad en sí mismos, quienes son líderes del cambio poseen la capacidad de influencia, compromiso, motivación, iniciativa y optimismo, así como intuición para la política empresarial. El modelo de liderazgo transformacional que ejercen esos líderes los capacita para incentivar por el mero poder de su propio entusiasmo. No ordenan ni dirigen, inspiran. Al articular su visión son estimulantes en lo intelectual y en lo emocional. Movilizan a la gente hacia el cambio despertándole emociones con respecto al trabajo que hacen. Para eso apelan a su percepción del sentido y el valor. El trabajo se convierte en una especie de afirmación moral, una demostración de compromiso para con una misión mayor, que afirma en cada uno la sensación de compartir una identidad apreciada. Un líder fuerte no actúa como cerebro del grupo ni toma decisiones autónomas, antes bien, es un constructor de consenso.
  • Conciencia política. Las personas que desarrollan esta aptitud, saben leer con precisión las relaciones clave de poder, detectan las redes sociales cruciales, entienden las fuerzas que dan forma a las visiones y acciones de los clientes o competidores. La capacidad de interpretar la realidad política es vital para construir coaliciones y redes entre bastidores que permitan a alguien ejercer influencia. Quienes se destacan en esto son capaces de tomar alguna distancia, apartando su propia participación emocional de los hechos, para analizarlos con más objetividad. Para lograr desarrollar todas estas aptitudes son necesarias ciertas características, tales como el conocimiento de uno mismo, la posibilidad de ver las cosas en perspectiva y cierto porte, para ser la persona en que todos los presentes van a confiar.

Sin duda alguna, el liderazgo requiere cierta dureza en ocasiones. Es preciso saber cuándo mostrarse firme y cuándo utilizar maneras más directas de guiar o influir. No siempre basta con la persuasión, la búsqueda del consenso y otras artes de la influencia. A veces se necesita simplemente, utilizar el poder para hacer que alguien actúe.

Cuando la gente no cumple bien sus funciones, la misión del líder es brindar una útil crítica constructiva, en vez de permitir que el momento o el error pasen inadvertidos. Y cuando alguien se desempeña siempre de modo deficiente, pese a la crítica constructiva y a los intentos de perfeccionarlo, es preciso confrontar directamente el error.

Productividad

Se podrían numerar infinidad de aspectos en los cuales la falta de un desarrollo de inteligencia emocional podría provocar errores en el desempeño de cualquier persona, a cualquier nivel, en cualquier departamento y en cualquier puesto.

Aspectos que provocan un mal desempeño de las personas en una organización:

  • Ambición ciega. Tiene que ganar o tener razón a toda costa. Compite en vez de cooperar, exagera su propio valor y contribución, es jactancioso, arrogante, y ve a los demás como aliados o enemigos.
  • Metas no realistas. Fija objetivos demasiado ambiciosos e inalcanzables para el grupo o la organización. No es realista en cuanto a lo que se requiere para realizar el trabajo.
  • Implacable en el esfuerzo. Trabaja compulsivamente, a expensas de los demás. Se extralimita en sus funciones.
  • Abuso de otros. Presiona demasiado a los demás, hasta agotarlos. Maneja a los demás como a inferiores y asume en vez de delegar. Impresiona como implacable y es insensible al daño emocional que causa a otros.
  • Sed de poder. Busca poder en beneficio propio, no para la organización. Vela por sus propios intereses, sin tener en cuenta otras cosas.
  • Insaciable necesidad de que se reconozcan sus méritos. Es adicto a la gloria. Toma el crédito de los esfuerzos de los demás y culpa a otro por sus errores.
  • Preocupación por las apariencias. Necesita quedar bien a cualquier costo. Se preocupa exageradamente por su imagen pública y ansía los atributos materiales del prestigio.
  • Necesidad de parecer perfecto. Lo enfurecen las críticas o las rechaza, aunque sean realistas. No admite errores ni debilidades personales.

Esos puntos los podríamos denominar ciegos porque en ocasiones nadie se percata de ellos, ya sea porque las personas no quieren darse cuenta o porque el reconocerlos también significa admitir defectos que no siempre se está dispuesto a aceptar.

Todas las aptitudes laborales son hábitos aprendidos, por lo tanto, podemos aprender a mejorarlos. Pero esas mejorías no se presentarán sin el primer paso, que es tomar conciencia del daño que nos causan esos hábitos. Si no tenemos idea del efecto de esas conductas sobre nosotros y sobre otros, no tenemos motivos para cambiarlas. El mayor problema es la falta de autoconocimiento.

Los ejecutivos que muestran un desempeño superior buscan intencionalmente la crítica constructiva, quieren saber cómo los ven los demás, pues saben que ésa es información valiosa. Tal vez esto sea, en parte, el motivo por el que quienes se conocen bien también se desempeñan mejor. Presumiblemente, el autoconocimiento los ayuda en un proceso de constante mejora.

Además de lo anterior, la inteligencia emocional nos ayuda a desarrollar nuestra creatividad, así como a desempeñar mejor nuestras tareas, enseñándonos a combatir aspectos que pueden incidir en ella. Entre estos, se cuentan los siguientes:

  • Vigilancia. Escrutinio constante. Esto sofoca la esencial sensación de libertad necesaria para el pensamiento creativo.
  • Evaluación.Visión crítica que se presenta demasiado temprano o es demasiado intensa. Las ideas creativas deben ser criticadas (no todas son igualmente positivas y una buena crítica puede fortalecer las promisorias), pero la evaluación que lleva al miedo a ser juzgado es contraproducente.
  • Exceso de control. Manejo meticuloso de cada paso de una iniciativa. Como la vigilancia, fomenta una sensación constrictiva que desalienta la originalidad.
  • Fechas tope implacables. Plan de trabajo tan intenso que crea pánico. Si bien hay presiones que motivan el establecimiento de fechas tope, fijar tiempos excesivamente rígidos puede limitar el pensamiento creativo.

La clave del entusiasmo no es la tarea en sí, sino el estado de ánimo especial que crea un estado llamado “flujo” que nos impulsa a realizar nuestro mejor esfuerzo en cualquier tarea. El flujo florece cuando todas nuestras habilidades están plenamente aplicadas. El desafío nos absorbe tanto que nos abstraemos en el trabajo, concentrándonos tanto que llegamos a sentirnos “fuera de tiempo”. En ese estado parece posible hacerlo todo sin esfuerzo, adaptarse ágilmente a las exigencias cambiantes. El flujo es un placer por sí solo y un elemento insuperable para motivarnos. Las actividades que nos gustan nos atraen porque, al realizarlas, entramos en flujo. Cuando trabajamos en flujo, la motivación está incluida; trabajar es un placer en sí. Es más grato empeñarnos en aquello que nos apasiona, aunque otras tareas pudieran brindarnos una recompensa mayor.

Otra aptitud que resulta importante para que las personas sean más productivas y a su vez hagan productiva a una organización es la empatía.

Percibir lo que otros sienten sin decirlo, es la esencia de la empatía. Rara vez el otro nos dirá con palabras lo que experimenta, en cambio nos lo revela por su tono de voz, su expresión facial y otras maneras no verbales. La capacidad de percibir esas comunicaciones sutiles nace de aptitudes más básicas, sobre todo del conocimiento de uno mismo y del autodominio. Para un buen desarrollo de la empatía es fundamental poner énfasis en:

  1. Ayudar a los demás a desarrollarse. Lo que implica percibir las necesidades de otros y apoyarlos. Al desarrollar esta habilidad podemos ser más aptos para reconocer y recompensar las virtudes, los logros y el progreso, ofrecer críticas constructivas e identificar los puntos de mejora.
  2. Critica constructiva. El mentor efectivo brinda información específica sobre lo que está mal, combinándola con criticas constructivas y una expectativa positiva de la capacidad que cada uno tiene que mejorar.
  3. Confiar en los demás y en uno mismo. La confianza en uno mismo se relaciona estrechamente con algo que los psicólogos llaman “autoeficacia” es juzgar positivamente nuestra propia capacidad de desempeño.
  4. Orientación hacia el servicio.Comprender el punto de vista del cliente para poder prever, reconocer y satisfacer sus necesidades con productos y/o servicios adecuados a ellas.
  5. Aprovechar la diversidad.Las personas que desarrollan esta habilidad respetan a gentes de orígenes diversos, entienden sus puntos de vista, son sensibles a las diferencias grupales y ven en ella una oportunidad de crear un medio donde las personas puedan prosperar.
  6. El autodominio.Mantener la calma y controlar las emociones permite manejar los estados en ánimo bajo presión, sin alterarse o perder la justa dimensión de las cosas.
  7. Integridad.La integridad (el actuar abierta, honrada y consecuentemente) distingue a los trabajadores sobresalientes en todo tipo de empleos.
  8. Optimismo.La actitud positiva para mantener un estado de ánimo positivo, aún en circunstancias de estrés y conflicto, es indispensable para interactuar de manera constructiva.

Elementos a través de los cuales una organización desmoraliza y desmotiva a su gente

  1. Sobrecarga laboral. Demasiado trabajo que hacer, en muy poco tiempo y con escaso apoyo.
  2. Falta de autonomía. Ser responsable de la tarea, pero con escaso poder de decisión sobre cómo realizarla. Esto disminuye la responsabilidad, la flexibilidad y la innovación.
  3. Recompensas magras. Recibir muy poca paga por más trabajo.
  4. Pérdida de vínculos. Creciente aislamiento en las relaciones con los demás.
  5. Injusticia. Falta de equidad en el trato a la gente.
  6. Conflicto de valores. Contradicción entre los principios de una persona y las exigencias de su trabajo.

El resultado neto de esas malas prácticas es fomentar el agotamiento crónico, el cinismo y una pérdida de motivación, entusiasmo y productividad.

Equipos de trabajo

El éxito en el funcionamiento de un equipo, departamento o grupo depende en gran parte de la efectividad con que sus miembros se comuniquen entre sí.

Para lograr que un grupo de trabajo supere el temor, las luchas de poder y el recelo, se requiere un reservorio de confianza y afinidad. La tarea a enfrentar se concentra tanto en fortalecer el nivel de confianza en las relaciones humanas como en llevar a la superficie los supuestos ocultos.

La inteligencia emocional se usa en los grupos para fomentar la exteriorización y la atención dinámica para resolver problemas y utilizar la asertividad y la critica cuando sean necesarias. Una buena comunicación de grupo permite resolver dudas, crear planes productivos y trabajar en forma coordinada.

Además de lo anterior, es necesario que los grupos pongan atención en aspectos tales como:

  1. Comunicación.Escuchar abiertamente y transmitir mensajes convincentes. El desarrollo de esta habilidad puede hacer que las personas sean más efectivas en intercambio de información, registrando las pistas emocionales para afinar su mensaje, enfrentando directamente los asuntos difíciles, sabiendo escuchar, buscando el entendimiento mutuo, y compartiendo información de buen grado.

Saber escuchar, clave de la empatía, también es crucial para la comunicación.

También es esencial mantener el control del propio estado de ánimo.

Para establecer una buena comunicación es necesario que controlemos nuestros

sentimientos sin importar cuál sea nuestro estado de ánimo: el desafío está en mantener la serenidad. Los estados de ánimo potentes, los que consumen, son un grave obstáculo para la interacción. La capacidad de conservar calma nos ayuda a apartar momentáneamente las preocupaciones y a mantenernos flexibles en nuestras propias reacciones emocionales.

Los argumentos más poderosos y convincentes no hablan sólo a la mente, sino también al corazón. Para triunfar en el lugar de trabajo es necesario escuchar bien. Esto significa escuchar profundamente, ir más allá de lo que se dice, hacer preguntas y repetir con palabras propias lo que se ha oído, a fin de asegurar el haber entendido bien.

  1. Colaboración, equipos y el cociente intelectual grupal. Los humanos son, primordialmente, jugadores de equipo. Nuestras relaciones sociales, de una complejidad única, han sido una ventaja crucial para la supervivencia.

Para lubricar los mecanismos de la mente grupal, a fin de que pueda pensar actuar brillantemente, se requiere inteligencia emocional. No bastan un intelecto superior ni el talento técnico para hacer de alguien un gran miembro de equipo.

Cuando los equipos operan a toda capacidad, los resultados pueden ser más que meramente aditivos, pueden ser multiplicativos. El mejor talento de una persona cataliza lo mejor de otra y otra más, hasta producir resultados muy superiores a lo que habría podido hacer uno solo. La explicación de este aspecto del desempeño de equipos reside en la relación entre sus miembros. Los grupos se desempeñan mejor cuando fomentan un estado de armonía interna. Esos grupos aprovechan a fondo el talento de sus miembros.

  1. Crear lazos.Alimentar las relaciones instrumentales. Esta habilidad se debe desarrollar para que las personas puedan cultivar y mantener redes informales de trabajo extensas, buscar relaciones que benefician a todas las partes involucradas, construir lazos afectivos y mantenerse conectadas con los otros, y hacer y mantener amistades personales entre los compañeros de trabajo.

Lo que cimienta un vínculo no es tanto la proximidad física como la psicológica. Las personas con las que nos entendemos, aquellas que nos inspiran confianza y simpatía, son los eslabones más fuertes de nuestras redes. Las redes de contactos personales son una especie de capital personal. La gente hábil para crear esa red suele mezclar su vida laboral con la privada, de tal modo que muchas o casi todas sus amistades personales surgen del trabajo, aunque se requiere claridad y disciplina para impedir que los intereses privados se enreden con los eslabones.

4.Colaboración y cooperación. Es trabajar con otros para alcanzar objetivos compartidos y que las personas sean capaces de equilibrar el acento puesto en la tarea con la atención que brinda a las relaciones personales, colaborar compartiendo planes, información y recursos, promover un clima amigable y cooperativo.

Los grupos que se divierten trabajando (los que disfrutan de la mutua compañía, los que pueden bromear y compartir) disponen de un capital emocional que no sólo les permite destacarse en los buenos tiempos, sino también superar los difíciles. Los grupos que no comparten este vínculo emocional presentan una mayor tendencia a quedar paralizados, disfuncionales o desintegrados bajo la presión. Si el subordinado y el superior se desempeñan bien en lo emocional, si constituyen una relación de confianza y afinidad, entendimiento y esfuerzo inspirado, lograrán una actuación brillante.

  1. Capacidades de equipo. Crear sinergia para trabajar en pos de las metas colectivas, para que las personas sean un modelo de las cualidades de equipo, tales como respeto, colaboración y disposición de ayudar; que impulsen a todos los miembros del equipo hacia una participación activa y entusiasta, fortalezcan la identidad, el espíritu y el compromiso,

Cuando los equipos funcionan bien, declinan el ausentismo y el reemplazo de personal, en tanto la productividad tiende a aumentar. Los beneficios de los mejores equipos en niveles altos ofrecen ventajas aun mayores.

En el núcleo de la construcción de equipos y su liderazgo reside la habilidad de hacer que a todos los miembros de un equipo les encante lo que están haciendo juntos. Este enfoque es una combinación de afán competitivo común, fuertes vínculos sociales y mutua confianza en la capacidad ajena.

Con los grupos sucede lo mismo que con los individuos, la inteligencia emocional es

clave para la excelencia. Desde luego, el intelecto y la pericia tienen su importancia, pero lo que destaca a los equipos estelares tiene mucho que ver con su aptitud emocional.

Aptitudes emocionales localizadas en diez equipos estelares como capacidades distintivas son:

  • Empatía o comprensión interpersonal.
  • Cooperación y esfuerzo unificado
  • Comunicación abierta, que establece normas y expectativas explícitas, y confronta a los miembros de desempeño deficiente.
  • Afán de mejorar, de modo que el equipo preste atención a la critica constructiva y busque aprender más.
  • Conocimiento de uno mismo, en cuanto a evaluar los puntos fuertes y las debilidades del equipo
  • Iniciativa y facultad de enfrentarse a los problemas
  • Confianza en el equipo
  • Flexibilidad en la manera de encarar las tareas colectivas
  • Conciencia de la organización, en cuanto a evaluar la necesidad de otros grupos en la compañía y ser ingeniosos para utilizar lo que la organización puede ofrecer
  • Crear vínculos con otros equipos
  1. Toma de decisiones. Para tomar decisiones de alta calidad en equipo, se requiere contar con personas dotadas de tres cualidades: elevadas facultades cognitivas, diversidad de perspectivas y experiencia. Pero el intelecto y la experiencia no son suficientes. Los miembros necesitan también mezclarse en una interacción saludable que fomente el debate abierto y riguroso, y el examen critico de las suposiciones de la gente.

La clave está en aptitudes emocionales tales como el conocimiento de uno mismo, la empatía y la comunicación, es decir, en lo bien que discutan los miembros del equipo.

Aspectos que deben considerarse y aplicarse cuando se trabaja en equipo

  • Intensa lealtad grupal. Si la gente dijera sinceramente a qué obedece la grandeza de un equipo dentro de una organización, tendría que reconocer que en mucho se debe a los vínculos emocionales que los une.
  • Diversidad de talentos. Cuanto más fuerte es la variedad de habilidades que un equipo aplique a su tarea, más flexible será para enfrentar exigencias cambiantes.
  • Colaboración confiada y sin egoísmos. Los miembros de equipos exitosos saben que cada uno puede contar con los otros.
  • Concentración y pasión. La exigencia de alcanzar un gran objetivo proporciona un punto en el cual concentrarse por el cual entregarse.
  • Trabajo intrínsecamente divertido y fructífero. Esa intensa concentración es, por sí sola, una especie de exaltación. Los miembros trabajan no tanto por premios exteriores, sino por recompensas íntimas del trabajo en sí. El superar obstáculos y alcanzar metas con un sentimiento de equipo brinda una intensa recompensa emocional.

Conclusiones

  • Hay que dar igual o mayor atención al desarrollo de los aspectos emocionales que a las intelectuales.
  • Dada esta carencia de inteligencia emocional en nuestra cultura, resulta indispensable una educación emocional tanto a nivel laboral como personal.
  • Hay que revisar la jerarquía de valores para dar prioridad a la inteligencia emocional.
  • Si una empresa tiene las aptitudes que brotan del conocimiento de uno mismo y la autorregulación, motivación y empatía, habilidad de liderazgo y comunicación abierta, es probable que sea más adaptable a lo que el futuro depare.
  • En todo tipo de empresas, el hecho de que se puedan evaluar y mejorar las aptitudes emocionales sugiere otra zona en la que se puede incentivar el desempeño y, por lo tanto, la competitividad, por lo que es indispensable añadirla como una herramienta laboral.


 De la Organización a la OrgaQización

Ramiro Arteaga Requena

foto

 Resumen

Los seres humanos somos energía encarnada y así como cuando compartimos comportamientos, valores dentro de una organización llegamos a conformar una cultura organizacional. De la misma manera compartimos esa energía ( que los chinos le llaman Qi )que llevamos adentro conformando una cultura OrgaQizacional. 

El Concepto de OrgaQización

Tradicionalmente se consideraba a las organizaciones simplemente como a un conjunto de  unidades aisladas de producción, donde al igual que el capital y el trabajo, estaba incluido el personal en las mismas condiciones. Si  ahora consideramos que las personas “son energía encarnada” y como  seres humanos somos campos energéticos en movimiento, todos resonando y vibrando a unas frecuencias específicas y transmitiendo ondas de energía, cambiamos el enfoque de lo que hasta el presente se considera lo que es una organización, interpretando a esta como un grupo de seres humanos que representan ondas energéticas vivientes, capaces de transmitir e intercambiar energía, y que a su vez esa energía influye en los estados de ánimo de todos los demás miembros que componen la empresa; sucede que entre ellos se llega a crear un campo energético, que incide en los resultados de la misma.

caracteristicas-de-la-orgaqizacionPartiendo de  este análisis es que se cambia el foco de atención de las organizaciones, dejando de lado el enfoque tradicional de ver la empresa simplemente como un conjunto de personas, a un nuevo concepto centrado en  el “Qi”; en esa energía encarnada que son los miembros de una organización, que tienen su cuota de energía, y que esa cuota aportan en el ámbito laboral con su presencia, con sus actitudes y con sus pensamientos e inciden en los resultados que se quieren lograr y todos juntos forman una Orgaqización.  Entendiéndose por   “Orgaqización” al grupo humano, que se reúne para realizar una actividad, con la finalidad de obtener un  objetivo común, y son  capaces de realizar esas actividades utilizando su potencial  de energía y creatividad para lograr resultados satisfactorios.

El campo de energía orgaqizacional

Los miembros de la “OrgaQización” continuamente están enviando y recibiendo energía creando un campo energético tal entre ellos que es muchas veces mayor a la suma de las individualidades. La energía personal que emana desde el interior de cada miembro  emana hacia afuera conectando con otros que tengan resonancia similar y, determinan tanto las personas como las cosas que atraen a la vida.

Que-parte-del-cerebro-genera-suenos-2Por lo tanto es importante que los miembros de la “OrgaQización” para  saber lo que atraen, conozcan exactamente cómo crear su “campo de energía personal”, y cómo se puede transmitir a los interlocutores. No olvidemos que las personas y las situaciones que coinciden con esas señales son las que se “sintonizan y son  atraídas hacia la propia experiencia de vida”, y para tener una buena orgaqización , es muy importante que todos los miembros estén en sintonía unos a otros.

En el mundo físico, la sintonía de frecuencias es un fenómeno que se conoce como “arrastre”. Cuándo señales similares se unen, tienden a vibrar como una misma resonancia, esto es lo que crea la “sensación de atracción”. Dentro de las orgaqizaciones generalmente suelen conformarse grupos de personas con un campo de energía similar, lo que generalmente suelen llamarle que tienen química entre las personas, que en realidad se trata de más de una resonancia, donde coinciden en varios aspectos.

Si se llega a armonizar los  cuerpos y re-alinear las frecuencias, en un nivel más puro y armonioso, se podrá controlar la calidad, la cantidad de las experiencias de vida y, las relaciones en beneficio de todos los que conforman la orgaqización.

Pero si no gusta lo que uno recibe, tiene la libertad de cambiar lo que está enviando. Al escoger conscientemente qué tipo de energía se quiere proyectar, también se está determinando qué tipo de consecuencias se recibirá.

Las fuerzas invisibles  en la OrgaQización

Para lograr resultados satisfactorios los miembros de la “OrgaQización”
actúan bajo la influencia de fuerzas de energía invisibles  que se encuentran en el interior de cada uno de sus integrantes, es decir en la mente. La mente humana es una fuente muy poderosa de energía que guarda en su interior muchas posibilidades para ayudarnos a obtener lo que queremos y nos proponemos  la vida. Solo es una  cuestión de elección de las mismas, teniendo en cuenta que la elección es un poder dinámico que vincula a todos los demás. Si bien las personas por lo general se encuentran  en un estado de ambivalencias que deben resolver  y tomar una posición entre el si y el no, entre el deseo y el temor, entre el querer y no querer, entre la dependencia y la sumisión, entre la responsabilidad y la inhibición, etc. También tienen el poder de la libre elección.

“Las personas tenemos la potestad de elegir entre varias posibilidades,  dentro de nosotros mismos”. Lo que pasa es que muchas veces nos cuesta hacer una buena elección porque estamos tan arraigados en nuestros hábitos, que no somos conscientes de que nuestras opciones siempre siguen abiertas y por otra parte, llevamos en nuestra mente un mapa mental que es único que gobierna todos nuestros pensamientos, imaginación, sentimientos y comportamiento y cada cual  cree que la interpretación que tiene de la realidad es la correcta, sin considerar que hay tantos mapas mentales como individuos  hay en el mundo. Vivimos al mismo tiempo en dos realidades, una que esta dada por el universo objetivo de la experiencia primaria, de la materia, de la energía, el tiempo y el espacio. Y la otra, el mundo simbólico que elaboramos a partir de nuestras experiencias de vida que no son para todos las mismas, porque no todos tenemos la misma percepción de las cosas.

images (5)En el Universo existen fuerzas muy poderosas que son invisibles  como la energía y la conciencia, pero que existen, que se encuentran en un estado de movimiento perenne, dentro de las personas vibrando en cada uno y a su alrededor. Indudablemente los seres humanos somos parte de este universo y por lo tanto tenemos poder al igual que todo el universo y ese poder se encuentra dentro de uno mismo  en varios planos del ser, como ser el poder mental, el poder emocional, físico y espiritual. El cuerpo físico es energía, la mente es energía, el espíritu es energía, que solo se diferencian por el ritmo de longitudes de onda, que no es el mismo para todos.

Además existen otras fuerzas como la confianza, las buenas intenciones,  la armonía, las emociones, el amor; basadas  en  valores, de honestidad, el entusiasmo, el aliento, la puntualidad, la solidaridad, el apoyo, el respeto por los demás, etc.

Los miembros de la orgaqización que conforman esa fuerza vibrante en el funcionamiento de este mundo, logran  una conciencia  colectiva que dirige tanto su propio destino como el de toda la orgaqización.

La fuerza de la consciencia

Decíamos que el poder de elección está en cada uno, y una elección que debemos hacer es el cómo verse a sí mismo. La psicóloga Sandra A. Taylor nos explica que: ”hoy en día los científicos están estudiando la física de la conciencia, y aceptan que está en verdad crea realidad. Mediante la física cuántica sabemos que la realidad no está separada de la observación de ella misma, y esto también es válido para nuestras propias vidas. La clave de la creación  de consciencia está en la percepción acerca de uno mismo y su realidad y cómo le hace sentir. La consciencia es tan poderosa que no solo determina la calidad emocional de la vida de las personas, sino que evoca también respuestas fisiológicas significativas”.

En la física cuántica, la conciencia crea realidad y esto se aplica también al mundo personal. La ciencia moderna explora muchas teorías sobre la realidad creada por la conciencia.

En términos de la vida personal, el éxito o la falta de él, se manifiesta primero en su conciencia. Si puede mirar a su alrededor y ver fracasos y dificultades, eso es un producto de su mente. Si ve abundancia y logros, esto también es una fuerza propia. Todo lo que las personas manifiestan en algún momento se encuentra en la energía consciente, creando eso que luego llamará su vida. “Si su conciencia crea su realidad, usted simplemente no puede manifestar nada que no exista primero plenamente en su interior”. No puede experimentar el éxito sin tener primero un conocimiento claro de cómo es el éxito  y cómo se siente uno cuando lo logra.

Por lo tanto la conciencia siempre es una decisión. Es la decisión de conectarse con el momento presente, es la decisión de ver y dar prioridad a lo que en verdad es importante, aquello que genuinamente vale la pena respetar y mejorar en su vida.

En cada recuerdo y añoranza, sus pensamientos, sus emociones, sus reacciones fisiológicas y químicas crean una consciencia.

La energía de la confianza

La confianza es una fuente de energía que produce resultados favorables, sin ella se entra en vacilaciones, inseguridades que muchas veces llevan a la desesperación, que como resultado produce  una vibración negativa, que conduce a la urgencia y el desorden de ideas. La mejor energía se da cuando se deja la urgencia y se opta por la confianza que lleva a la serenidad y el ordenamiento de las ideas. La falta de confianza en uno mismo, en las propias capacidades y habilidades, es una de las principales causas para el fracaso de las personas.

Para lograr el éxito en lo que uno se propone, la principal energía magnética es la confianza en uno mismo, para lo cual es muy importante tener una rica autoimagen, esta es un ingrediente fundamental en la creación consciente. Si uno tiene una imagen positiva de sí mismo, asume que actuará eficientemente, y podrá lograr sus propósitos con menor dificultad, y su conciencia creará esa realidad. Por suerte uno mismo tiene el poder de crear confianza, ya que no existen patrones de energía que no puedan ser cambiados si uno se propone con un poco de dedicación y tiempo.

El cerebro no hace diferencias entre una imagen basada en el recuerdo de otra basada en la imaginación, para él solo hay presente se basa en lo que visualiza. Gran parte de la experiencia visual se construye a lo largo de la vida, ya sea por acontecimientos vividos o información acumulada. Si uno cambia las escenas dentro del cerebro, puede cambiar su realidad observable y la creación de consciencia.

Tanto la positividad como la negatividad existen, pero somos los seres humanos los que tenemos la potestad de elegir centrarnos en los aspectos positivos de la vida y, como resultado de las leyes de la energía, “aquello en lo que nos concentramos crece”. 

La fuerza de las intenciones

Todo lo que hacemos en la vida tiene un propósito, nada de lo que se hace es sin una intención, nosotros “podemos elegir el objetivo hacia dónde queremos llegar”. Por lo tanto  debemos tomar consciencia de nuestras intenciones y asumir el control de ellas. Las intenciones tienen que ser libres  de temores e indecisiones,  que solo crean cargas de energía negativa y  que llevan a resultados adversos, porque el miedo y los temores llevan a un estado de ansiedad que se convierte en el pensamiento que domina su mente, y toda la energía se concentra precisamente en aquello que no se quiere. Si uno quiere lograr un objetivo, debe tener la intención de confiar. Las intenciones que uno tiene dirigen la creación consiente.

descargaSe debe trabajar en modificar los pensamientos pesimistas, basados en el temor  que están llenando la consciencia de preocupación cargada de energía negativa, y cambiarlos por pensamientos positivos basados en determinaciones, es decir en sueños y metas realizables, y tener la plena confianza que se logrará; solo se debe asegurar que se están haciendo las acciones correctas para lograr los propósitos.

Tanto la positividad como la negatividad existen, pero somos los seres humanos los que tenemos la potestad de elegir centrarnos en los aspectos positivos de la vida y, como resultado de las leyes de la energía, “aquello en lo que nos concentramos crece”. 

Cuando tomamos la decisión de  concentrarnos en los sentimientos positivos en nuestra vida, y los aceptamos, aprendemos a llevar nuestra actitud hacia una línea de pensamiento positivo.

La fuerza de la armonía

En el Universo todas las cosas están conectadas, las personas no son la excepción, dentro de nosotros y a todo nuestro entorno vibra una energía permanente, conectándonos entre todos y con el flujo universal de energía. Por lo tanto es importante conseguir que las energías estén perfectamente alineadas y en armonía con uno mismo, con las otras personas y con el Universo.

Lograr un equilibrio consigo mismo, significa alinear el pensamiento, con el sentir, el hacer y el ser. Los pensamientos armónicos son tranquilos, sin temores ni preocupaciones y para lograrlo se debe partir de la aceptación de uno mismo dispuesto a utilizar sus fortalezas y superar las debilidades, asumiendo responsabilidades.

hermandadblanca_conexion-energiaEl equilibrio con las otras personas produce un clima vibracional placentero y de tranquilidad, para lograr ese clima es importante partir de la aceptación a los demás sin buscar la aprobación o negarles la suya. Se debe tratar de evitar la las energías destructivas de la contradicción y buscar los beneficios del intercambio de opiniones constructivas.

Todo lo que uno hace, piensa o dice emana del interior en una frecuencia que lleva su nombre. Con el tiempo, se fusionará con otras longitudes de onda similares, y esas vibraciones acumuladas regresaran a uno mismo. (Sandra Taylor)

La fuerza de las emociones

Estamos en el tiempo de la observación y la emoción. Aunque creemos que somos seres racionales que emitimos juicios, en realidad todos navegamos a la deriva en un mar de emociones que posiblemente influya sobre nuestras acciones, ya sea en un contexto social o en el ámbito de los negocios. Los hechos por sí mismos, carecen de emoción; nosotros les asignamos una respuesta emocional según la percepción que tengamos de los hechos.  Si no hay circunstancias ni relaciones  no hay emoción y,  la emoción es solo energía.

La emoción entendida como un estado de ánimo que se activa  generalmente por alguna impresión guardada en el cerebro, o por algún pensamiento, provoca un determinado estado fisiológico en el cuerpo humano .

1209-0-angerLos neurocientíficos empiezan a conocer las bases biológicas de las emociones y su relación con la razón y la conducta humana. Asuntos como la conciencia o los sentimientos, reservados antes a otras disciplinas, ahora ya son asunto científico. Con  ayuda de la tecnología moderna se puede visualizar el cerebro de las personas en tiempo real y estudiar los cambios que provocan el miedo, la tristeza, la ira o el amor.  Se sabe que la fuerza tanto de las emociones positivas como las negativas tienen una marcada influencia tanto en la salud, la vida misma y la conducta de las personas y por lo tanto en las orgaqizaciones. Almacenar emociones negativas no sirve de nada, a las emociones se las debe dejar fluir libremente, deben ser aceptadas y no negadas. Es preciso enfrentarse a ellas en forma positiva.

La fuerza del amor es la fuerza más poderosa

En el congreso de estrategia realizado en Guayaquil Ecuador (SLADE 2010) Arnoldo Hax colega y co-autor en varios temas con Michael Porter enfatizaba en su ponencia que la “estrategia es amor”, y comparto plenamente con él, porque la fuerza energética del amor  es tan fuerte, que se puede decir que es el catalizador energético de toda manifestación creativa exitosa. También Albert Einstein entre sus frases célebres manifestaba que Vivimos en el mundo cuando amamos. Sólo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida”.

corazon cerebroEl amor es una fuente de energía muy poderosa, es una vibración fuerte y pulsante, que está en uno mismo y hace que los seres humanos nos  comportemos de maneras que incrementamos el valor en nuestras vidas y en las vidas de las orgaqizaciones. Las acciones de valorar, de reconocer, apreciar algo a alguien incrementan la energía del amor en  relación al amor propio, a los demás y al medio.  Glenn Van Ekeren manifiesta que “El amor es un ingrediente esencial del éxito. Sin él, su vida sufrirá en el vacío, con él, su vida vibrará con calidez y satisfacción”.

Los miembros de una orgaqización tienen que ser personas que tengan un amor propio, es importante comenzar por el amor propio, luego  el amor al trabajo, amor a la sociedad, etc.  Sin que esto signifique llegar a ser ególatra; sino comenzar por la autoestima elevada, respetarse a sí mismo. Según la física cuántica, la aceptación de sí mismo es la clave para elevar la consciencia y generar una energía más atractiva. Solo así las personas podrán respetar a sus semejantes y hacer las cosas con mucho amor las tareas que emprende y tener el entusiasmo que se requiere para contagiar a los demás. Si uno se niega a quererse a sí mismo, transmitirá una energía áspera que hará que otros también se nieguen a quererlo. Y si uno no ama lo que hace, cualquier emprendimiento estará cargado de energía negativa con la probabilidad de ir al fracaso.

La reingeniería del pensamiento

Haciendo uso del poder de elección que tenemos sobre nuestros pensamientos, sobre nuestro saber  actuar con inteligencia emocional y con inteligencia relacional, tenemos también la posibilidad de elegir entre “cambiar o seguir con viejos paradigmas”.  El dinamismo del mundo en el que vivimos y el avance del conocimiento científico, hacen que los paradigmas vigentes sean cuestionados y tengan que ser planteados nuevos paradigmas.  El poder  de hacer reingeniería del pensamiento está dentro de cada uno de nosotros y con él es posible romper los viejos paradigmas para abrirnos paso a nuevas experiencias positivas y  enriquecedoras.

Para lograr resultados deseados es importante tener en cuenta que el momento de poder es siempre el presente; el pasado y el futuro no existen. No importa que el pensamiento haya estado dominado antes por el pasado, se debe utilizar la capacidad de cambiar,  para poder sobrevivir en este mundo cambiante, de otro modo uno tiende a permanecer a futuro en el olvido.

2   La Neuro OrgaQización

La  visión en la OrgaQización

El punto de partida para cualquier emprendimiento que se quiera lograr debe ser tener una visión o imaginar un futuro deseable  dinámico, que sea posible alcanzar. La imaginación es una “fuente de energía que motiva”, por lo tanto la visión debe tener la capacidad de transmitir energía a las personas para que puedan atraer y transformar el conocimiento en un elemento diferenciador que permita a la OrgaQización actuar en el mercado con ventajas competitivas, además debe ser pensada para que sea un faro que ilumine a los demás para lograr compromisos con la OrgaQización.

La visión para que tenga el efecto deseado, debe ser muy bien difundida compartida y entendida por todos los integrantes de la OrgaQización. Por lo tanto para que la visión funcione es preciso que tenga sentido para todos los que la integran.

Las características del estratega orgaqizacional

Toda OrgaQización requiere de un conductor, y el conductor de la misma debe ser un buen estratega capaz de contagiar energía, y capaz de atraer seguidores con energía positiva, en definitiva debe ser un verdadero líder, creativo y respetuoso con el ser humano. El “Estratega OrgaQizacional” que se encuentre comandando  la OrgaQización a la que pertenece, tiene que ser consciente de que administrar ese campo energéticosignifica primero darse cuenta que la base de quienes conforman la OrgaQización está compuesta por personas, que más que todo son energía encarnada en un cuerpo humano, sin dejar de lado otras características importantes que también hacen a la esencia de las personas.

energia-300x225El estratega  OrgaQizacional,  está al frente, no solo de simples  personas,  sino que se encuentra con la responsabilidad de liderar a un grupo humano cuyos integrantes tienen emociones, con capacidad visionaria y de creatividad, que merecen ser respetadas y, además la característica común de todas ellas es que son fuentes de energía, motivadoras de los resultados de la empresa.

Por lo tanto es muy importante  que el estratega cuente con  los conocimientos del ser humano y su entorno desde una óptica  que le permita administrar la energía de la orgaqización para llegar a resultados satisfactorios.  No debe olvidar que cada miembro de la misma emana de su interior una energía personal hacia afuera que se conecta con los otros y si como  resultado de esa conexión, se crea un campo de energía del cual puede ser responsable en la medida que se ocupe de crear el clima adecuado que puede ser de pesimismo o de optimismo y los resultados de la empresa también podrán ser negativos o positivos.

Liderazgo orgaqizacional

El estratega de la OrgaQización tiene que contar con cualidades personales de liderazgo e inteligencia basada en valores para llegar a obtener resultados exitosos. El líder orgaqizacional puede ejercer impacto en todo, inclusive en el éxito de los resultados en su equipo de trabajo, en su empresa, y en la sociedad. Para lograr eso tiene que  estar convencido de que primero debe crear una armonía en su interior, viviendo en armonía consigo mismo, con los demás miembros de la orgaqización y con el universo; la clave para armonizar consigo mismo es establecer el equilibrio en sus pensamientos, sus emociones y sus acciones.

i-profesionales-12195Un buen líder orgaqizacional deberá ser visionario y con la capacidad de atraer los talentos de personas positivas, aprovechar la capacidad creativa e innovadora de su personal para mantener  viva la empresa en este mundo globalizado. Debe tener intenciones puras, es decir libres de temor, duda o desesperación, así puede tener la certeza de lograr resultados exitosos. De otra manera, las vibraciones negativas que son repulsivas, cambiarán la energía de su motivación. Lo que el líder orgaqizacional debe lograr es, que si en el ambiente nota la existencia de energías de ansia y desesperación, estas se transformen  en energías de esperanza y expectativa.

La creatividad en la OrgaQización

Vivimos una época de grandes cambios tecnológicos, cambios en las relaciones humanas, cambios en la forma de vida, en las relaciones con el entorno, etc. La realidad es que el ritmo del cambio es cada vez más acelerado y ese ritmo no lo para nadie. Por lo tanto el estratega orgaqizacional tiene que hacer consciencia de ello y debe ser creativo e innovador, de otro modo estará condenado a fracasar.

idea_cerebroLa actividad humana va por dos carriles;  por el camino de la rutina, o por el camino de la creatividad. Por el primer camino es hacer bien lo que siempre se ha hecho bien, basta con aplicar recetas de éxitos pasados e imitar para obtener los resultados deseados, pero todo tiempo presente no es igual a lo que sucedió en el pasado. En cambio ir por el carril de la creatividad, significa  pensar de una manera diferente  que nadie ha hecho antes, utilizar toda la energía interior para ver lo que a muchos se les escapa, saber buscar ideas originales, hacer por entero aquello que los demás únicamente logran hacer parcialmente, formular proyectos novedosos, contemplar viejas ideas y descubrir en ellas cosas nuevas, re-combinar la información de manera original y estimulante, crear y adaptar conceptos, optimizar el conocimiento y las experiencias, buscar soluciones novedosas.

Esto no significa que se tenga que vivir constantemente, día a día  en un mundo de ideas creativas; tan solo consiste en saber utilizar el sentido común y fomentar la creatividad al interior de la orgaqización. Tal como nos recuerda la escritora Gertrude Stein: “La gente recibe tanta información a lo largo del día que llega a perder su sentido común”. El poeta Ralph Waldo Emerson decía: “El sentido común es el genio vestido con ropa de trabajo”. 

La creatividad se inicia en la consciencia, pues la  consciencia crea su realidad; así tenemos por ejemplo que  la consciencia de un arquitecto nos brinda la seguridad y tranquilidad en la casa que vivimos. No olvidemos que la mayoría de las respuestas creativas que uno busca se encuentran en su propia mente. Solo es cuestión de internalizarse y saber desarrollar la capacidad para encontrar la información adecuada para alcanzar los objetivos que se propone. Luego saber utilizar esa información inteligentemente, es decir de una manera productiva y significativa.

En síntesis. “La creatividad manejada inteligentemente nos brinda las herramientas y los recursos para manejar las emociones y así generar ideas y estrategias para dar respuesta a los problemas, en lugar de aterrorizarnos y paralizarnos”. (Gilda Waisburd).

El respeto, base de la inteligencia relacional

Cada miembro de la orgaqización es un mundo particular, tiene su propia percepción de las cosas,  y muchas veces uno cae en la tentación de querer imponer su criterio, pensando que es el único capaz de tener la razón, porque cree que la realidad del mundo es como él  puede observar, sin considerar que los demás también tienen su propia realidad.  Vivimos con el convencimiento de que el mundo es tal cual lo vemos y que es independiente de nosotros. Lo que sucede es que aunque el mundo sea real, cada uno de nosotros llevamos en nuestra mente tan solo un mapa de esa realidad, como fruto de la singular manera de interpretar la realidad, en función de las experiencias de vida y el aprendizaje que uno ha tenido durante su vida. No es la razón la que define lo que hacemos como nos ha enseñado la cultura de Descartes; sino que como seres emocionales que somos, son las emociones las que definen nuestras interpretaciones y las respuestas que damos a los estímulos que recibimos.

el-respeto-1-728El respeto por  uno mismo y por los demás es una fuerza energética de gran valor para un buen funcionamiento de la orgaqización. Sin juicios a los demás, sin inmiscuirse en el camino del otro, respetando sus opiniones y sus etapas de aprendizaje, buscando lograr criterios comunes y consensos, respetando la individualidad y la riqueza en cada una de las formas existentes y siendo conscientes de la responsabilidad que cada uno tiene asignado por el rol que le toca desempeñar.

Es fundamental en la orgaqización manejarse con respeto. Las personas continuamente estamos tomando decisiones y si estas se toman comenzando por respetarse a  uno mismo,  luego a los demás y por todo lo que nos rodea, se estará  reforzando el sentido del respeto y el campo de energía necesaria. “El valor el respeto y la dignidad aumentarán en su vida en la misma medida en que uno los promueva en su entorno”. 

Es especialmente importante que el estratega orgaqizacional sepa cultivar la inteligencia relacional entre los miembros y  acompañarse con personas integras, con valores de respeto, solidaridad, honestidad, etc., para conformar una “Cultura  Orgaqizacional rica en valores”. No basta con ser una persona con óptimos coeficientes de inteligencia en cuanto a conocimientos o al manejo de las emociones, también es necesario que tenga la inteligencia relacional suficiente, y estar preparado para poder interpretar a las personas y además tener la capacidad de adaptarse inmediatamente a nuevas situaciones, y con quienes se  relaciona.

Para lo cual  se hace necesario que cuente con la capacidad de valorar y elegir a las personas desde una óptica diferente a la tradicional, es decir desde la óptica de la energía que son capaces de transmitir las personas.

La administración de la OrgaQización

Consideremos a la Administración como la disciplina que se encarga de manejar bajo criterios científicos de las ciencias sociales, los recursos de la empresa y del actuar de los seres humanos que la componen, y de dirigir la manera en cómo ellos interactúan con el entorno para lograr sus objetivos. Bajo este criterio incorporemos el aporte de las neurociencias, la psicoendocrinología y la física cuántica con lo visto tradicionalmente. 

No nos olvidemos que somos sistemas de energía que transmitimos y emitimos señales. Si enviamos señales sin orden ni concierto, dentro de la orgaqización, tendremos experiencias de vida sin orden ni concierto.

Screen-shot-2015-03-31-at-1.48.59-AMSegún la física cuántica, cuando dos entidades se encuentran, la energía de cada cual se une a la de la otra. Las experiencias emocionales de los seres miembros de la orgaqización también pueden enredarse de esta manera, y en el interactuar con las otras personas se van intercambiando una vibración que se contagian unos a otros y quedan en ellos. Así como las influencias energéticas se expanden en el mundo, no conviene que una persona con vibraciones bajas difunda energías de negligencia y engaño en el campo energético que se forma con el equipo orgaqizacional, ya que la mala onda, la desesperación, la negligencia, en caso que se dé, de la energía personal, dañaría los ánimos de los demás y cargarían el ambiente con una energía negativa.

Debido a este fenómeno es especialmente importante contar con personas integras en la orgaqización, para poder mantener el equilibrio necesario y así poder operar energéticamente con el éxito deseado, de ahí surge la importancia de administrar la energía de la orgaqización para evitar que los pensamientos negativos o la incapacidad  de relacionamiento, reine al interior de la orgaqización.

El desafío OrgaQizacional

Mucho se ha escrito sobre el pensamiento positivo, las leyes de la energía, etc.  ¿Será que los Empresarios y Administradores debemos retomar este tema desde otra óptica, sobre bases más científicas?

El dinamismo del cambio nos desafía y los avances tecnológicos, nos permiten profundizar las investigaciones. Se hace necesario pensar que  es el momento de expandir nuestro “ser” en un nuevo “hacer”.

Sin transformación personal no hay compromiso orgaqizacional. Debemos re-posicionar el elemento humano al que se deben las orgaqizaciones, considerando tanto al cliente interno como al cliente externo como seres pensantes, con sentimientos y emociones, que juntos tenemos un “Qi acumulado” y somos capaces  de “transformar el mundo de las organizaciones en orgaqizaciones”, entendiendo que las empresas están compuestas por personas que son energía encarnada y que y componen un capital energético invaluable de la orgaqización.

Las empresas que han sido capaces  de darse cuenta que las personas son energía encarnada y que es ahí donde se concentra su mayor fortaleza,  saben también que trabajando en equipo con una cultura orgaqizacional propia, pueden obtener resultados mágicos y diferenciadores para competir.

Ahora más que nunca estamos obligados a replantear la filosofía de conducción gerencial de los recursos humanos, no solo del equipo de marketing sino de  las organizaciones en pleno y fomentar una “cultura orgaqizacional” donde el pensamiento y la energía colectiva compartida y bien administrada, nos lleven al logro de los objetivos  de la empresa.

Para tener en cuenta: “Las energías del personal no suman, las energías del personal en las orgaqizaciones multiplican”. 

“Mayor utilización de energía humana en un país, mayor creatividad, más inventos, más fuentes de trabajo, mayor desarrollo”. 

Bibliografía

ARTEAGA REQUENA Ramiro. Marketing “más allá de las 4 Ps”. Ed. Competencia Gerencial Cochabamba Bolivia 2009.

BURT NANUS. Liderazgo Visionario. Ed. Granica. Barcelona España 1994.

CASTAÑON GOMEZ Ricardo. Más allá de la razón. Ed. Grupo Internacional para la paz. La Paz Bolivia 2008.

CHOPRA Deepak. Salud perfecta. Ediciones B, S.A. 2006

DAVENPORT Thomas. Capital Humano. Ed. Gestión. Barcelona España 2000

DURAN Xavier. Los secretos del cerebro. Ed. Algar. Valencia. España 1999.

FERRX MORA, Rubia.  Manual de Neurociencia, Eds. Delgado, 2003

               LONGIN Pierre. Cómo llegar a ser líder con la PNL. Ed. Granica. España 1997.

MALFITANO CAYUELA Oscar, ARTEAGA REQUENA Ramiro, ROMANO Sofía, SCÍNICA Beatriz. Neuromarketing: Para recrear la confianza con los clientes Ed. Alta Gerencia Buenos Aires Argentina, 2005.

MALFITANO CAYUELA Oscar, ARTEAGA REQUENA Ramiro, ROMANO Sofía, SCÍNICA Beatriz. Neuromarketing: Cerebrando negocios y servicios. Ed. Granica. Buenos Aires. Argentina. 2007.

SAINT Paul Josiane.. Exelencia Mental la Programación neurolingüistica. Ed Robin Book.  Barcelona España 1996.

SIMON David. Potencia tu energía. Editocionesl URANO Barcelona España 2002.

SCIARRONI Roberto. Marketing y Estrategia. Ed Coyuntura. Buenos Aires Argentina 2000

TAYLOR Sandra A. Éxito cuántico. Ed. Norma. Bogotá Colombia 2007

PURVES. Invitación a la neurociencia. Edición: Año 2001.

WAISBURD Gilda. Creatividad y transformación. Ed.Trillas, México 1996.

MENTALIDAD DE PUNTA – Milton Campo Jimenez

milton campo

 

 

 

 

 

 

 

Los poderes de la mente

Resumen

Lo que realmente pretende la mentalidad de punta, es poner a tono los avances tecnológicos, con los procesos mentales que se desarrollan de manera particular en cada persona, para lograr una coherencia entre esos procesos mentales y los avances tecnológicos, y ya no se hable mas de tecnología de punta, con una mentalidad de cola.

El estar sentado frecuentemente, por mas de seis años de mi vida como docente, en una sala de descanso para profesores de una facultad de ingeniería, me permitió escuchar una y otra vez a los ingenieros hablar, en ocasiones de manera formal otras informal de los avances tecnológicos, de lo inconveniente que seria rezagarse de esos avances, que había que abordar el tren de la tecnología de punta, y es cierto, en mas de una ocasión me extasiaba escuchando la vehemencia con que algunos ingenieros hablaban de la tecnología de punta; proponiendo proyectos o acciones que a cualquiera entusiasmarían.

Pero terminaba la tertulia, y dejaban de soñar, para convertirse en las mismas personas quejumbrosas de siempre, o simplemente porque llegaba un experto ladrón de sueños y les decía; aterricen, sean realistas, los ricos están completos, el que tiene dinero nació para tener dinero, y los que somos asalariados, nacimos para ser asalariados, el mundo fue hecho así y ¿ustedes pretenden cambiarlo?. Y acababa con los sueños de los otros y también con la conversación.

Gracias a Dios, soy lo que considero, una mezcla perfecta entre mi padre y mi madre. De mi padre heredé la sabiduría e inteligencia, para manejar los problemas, la capacidad de aguante, la paciencia con los demás, su fortaleza física y el buen sentido del humor; y de mi madre, el repentinísimo, la chispa acelerada, el convencimiento certero que venimos a este mundo para grandes cosas, a no conformarse con migajas, a pedirle a la vida lo que me merezco y a luchar por conseguirlo. Todo esto y un listado extenso de valores éticos y morales, fue lo que le permitió a un par de campesinos de la serranía del Perijá, en los andes Colombianos, sacar adelante, solo con la fuerza de sus brazos una numerosa familia de ocho hijos, de los cuales todos fueron al colegio y seis se convirtieron en excelentes profesionales en diferentes áreas y dos en prósperos comerciantes.

Mi vida como recreaccionista, por mas de diez años, me llevo a trabajar muy de cerca con todo tipo de personas, de todas las edades, y cada vez me fui convenciendo, que todo individuo que es física y mentalmente sano, es una persona que conseguirá hacer lo que se proponga con su vida, y está llamada a influenciar cientos de vidas, para que reaccionen de esa inercia mental en que caemos, producto de las creencias incapacitadoras, de las reglas estúpidas, de las preocupaciones y de los programas mentales que el mismo ambiente, con nuestra venia, nos coloca en el cerebro.

En los últimos veinte años he realizado una gran cantidad de actividades, he sido recreaccionista, vendedor de enciclopedias, supervisor, oficinista, empleado del gobierno, motivador profesional, conferencista en mejoramiento personal, pero ante todo docente universitario, esto me vale para tener la deliciosa experiencia de haber tratado y conocido muy de cerca un gran número de personas, mis estudiantes, mis compañeros de trabajo, mis subordinados. En parte motivado por las nuevas pedagogías, por los nuevo patrones de vida, me decidí a escribir este libro, sobre la mentalidad del ser humano, que debe ser el mejor de sus hábitos, su principal herramienta para lograr hacer las cosas, para aspirar y lograr mejores estilos de vida, en su hogar, su vida cotidiana, como emprendedor y en la empresa. Es la MENTALIDAD DE PUNTA.

  1. EL SER HUMANO COMO PUNTO DE PARTIDA Y COMO CENTRO DE TODO.

Es tan fácil entender este concepto, cuando uno, se sabe ser humano, inteligente, dotado de un kit de poderes, sencillamente maravilloso, capaz de llevarte a donde quieras ir, basta con establecer la meta; bien definida, con precisión y claridad, para que nuestra mente comience a trabajar, de forma inmediata y contundente, trazando los planes y las acciones necesarias para alcanzarla.

De algo estoy completamente seguro, es que Dios dedico tanto amor a la creación del hombre que se paso en capacites, somos definitivamente su creación mas fina, su obra maestra, los seres humanos tenemos poder sobre casi todo en el mundo, menos en lo que el padre decidió que era potestad de el, lo que Napoleón Hill llamó, las fuerzas del habito cósmico. (la fuerza de gravedad, los cuatro elementos) que los usa de vez en cuando como llamados de atención supongo. El Kit De Poderes Del Ser Humano.

Todos los poderes de que se habla en este párrafo los poseemos todas las personas, lo que sucede, es que un altísimo porcentaje no los conocemos, los conocemos muy poco o simplemente no hemos intentado ensayarlos, para ver que sucede.

Siempre he hablado de lo poco que conocemos los seres humanos , sobre el potencial real que poseemos, esto se acentuó, cuando en una ocasión colocaba un trabajo a un grupo de estudiantes universitarios, y les solicite que toda la información la presentaran en diapositivas bien elaboradas, en PowerPoint y con técnicas de multimedia, y una estudiante se levanto y me cuestiono diciendo: “profesor eso cuesta dinero y yo soy pobre”, cuando dijo esto, reconozco que le puse mas dramatismo del que una afirmación como esta causa en nuestro medio. ¿Cómo? Exclame, ¿usted es pobre, fue lo que dijo?, la “pobre niña” tartamudeo un poco y luego con mas confianza reafirmo, claro profesor, no hay dinero, contra ataqué yo diciendo eso que dices es falso.

Primero ¿es falso que usted es pobre ? Segundo ¿es falso que no hay dinero?.

Le dije, nunca mas en su existencia, vuelva a decir que usted es pobre. Yo le pregunto, ¿es usted ciega? ¿Puede usted caminar? ¿Puede oír? ¿Puede escuchar? ¿Puede hablar?, Claro profesor, que le pasa; Dios pero si hasta piensa, exclamé de nuevo, por que yo le puedo conseguir clientes, para sus corneas, sus piernas, sus riñones, y todo lo demás, usted dígame cuanto vale, y yo le consigo el comprador; hasta entonces se dio cuenta que estaba metida en un lió, con voz apagada dijo entonces. . . eso no tiene precio señor. Exactamente, señorita los seres humanos somos invaluables, yo les invito continué, para que hagamos un inventario, de todos los poderes con que fuimos dotados, muchos sin merecerlos, y sin dejarla pensar empecé a enumerarlos. Poseemos:

¿El poder de decidir?

¿ El poder de la inteligencia?

¿ El poder de la emoción.?

¿ El poder de la imaginación ?.

¿ El poder de reír.?

¿El poder de crear?.

¿ El poder de la elección?.

¿ El poder del amor?.

¿ El poder de la oración?.

¿ El poder de la fe?

1.1.1.    El poder de decidir.

 Cuando el ser humano, adquiere la conciencia de lo que es su vida, implícitamente adquiere la responsabilidad de vivirla, entonces se vuelve responsable por todo lo que le suceda, bueno o malo, de sus éxitos o fracasos, son las decisiones que tome y las que deje de tomar, las que enmarcaran su futuro, y determinaran el éxito o fracaso en sus acciones. Sin derecho a culpar a nadie por los resultados de sus actos y decisiones, el y solamente el, es y será por siempre el capitán de esa barca que se llama vida, serás tu quien decida si por temor te quedas anclado a la seguridad del puerto, o si te arriesgas a navegar, y conseguir para ti y los tuyos las riquezas que el creador ha preparado, para cada uno de sus hijos.

Lo mejor es que eres tu quien decide la cantidad, el que decide hacer méritos y Dios se toma su tiempo, por lo que debes cultivar el don de la paciencia y todo llegará. Así que te llegó el momento de no señalar más nunca, a nadie como culpable de lo que te sucede, más porque cuando señalamos con el dedo índice al supuesto culpable de nuestros males, quedan tres dedos señalando hacia nosotros.

Practica tomar decisiones y cada vez tus decisiones serán más oportunas, más acertadas. Tomar decisiones rápidas no significa no analizar o actuar de forma irresponsable, esto apunta más bien a generar con el poder de decidir, la capacidad de actuar oportunamente de aprovechar las oportunidades que se van presentando y empoderarte en tu entorno de manera sólida.

Sucede que como seres humanos, dejamos que la cotidianidad y lo urgente, nos saquen de lo importante, por eso con facilidad posponemos lo importante mientras solucionamos lo urgente, que nunca terminamos, porque cuando solucionamos algo urgente, caemos inmediatamente en otra urgencia y así vamos, de urgencia en urgencia entramos en un estado de morosidad con lo verdaderamente importante, porque lo posponemos una y otra vez, la mayoría de las veces hasta la muerte.

1.1.2.    El poder de la fe.

 Tener fe no es solamente creer en Dios, es también creerle a Dios y sobre todo confiar en el, colocar nuestra vida y todo lo que implique vivirla, en sus manos, es decir abandonarnos a su voluntad, respetando sus leyes y sobre todo viviendo según ellas. Eso es lo que nos da el derecho de pedir y esperar con fe, que para ti ocurran cosas extraordinarias, pero igualmente porque tu, estas poniendo, esfuerzo y trabajo extra.

Fe no significa dejarle todo a Dios, es esperar lo mejor para ti, confiar tus planes a el, pero poniendo tu la acción, desarrollando el plan con optimismo, y si algo falla empezar de nuevo con el mismo empeño, con el mismo entusiasmo, con la misma fe de que esta vez si será, y si el resultado te es esquivo de nuevo, pensar que todavía no era el tiempo y empezar de nuevo con renovado ímpetu, con alegría que quien actúa así, nunca fracasara, porque el fracaso deja de tener significado, deja de existir para dar paso solo al resultado. “No hay fracasos solo resultados” debe ser el pensamiento de quien busca y espera algún triunfo enmarcado en fe verdadera.

Permítame el lector ilustrar con la siguiente historia lo que es la fe verdadera.

 LA FE DEL ALPINISTA.

Oscurecía y el grupo de alpinista se sentía agotado y propusieron acampar, para descansar y esperar el siguiente día para alcanzar la tan anhelada cima, pero un alpinista dijo que el no quería descansar porque se había propuesto coronar esa cima ese día y decidió continuar solo, por mas que le advirtieron de los peligros que significaba, pronto la noche fue mas densa en la solitaria cumbre y el alpinista no podía ver absolutamente nada, sucedió lo que los demás temían, se cayo por el precipicio, en la caída gritaba pidiendo ayuda de Dios. . . Dios mió ayúdame, cuando de pronto las caída se detuvo por la cuerda que lo sujetaba para esos casos, pero la distancia era demasiada para pretender subir por si solo, el frio era intenso, el empezó a gritar de nuevo, Dios mió ayúdame. . .de pronto una voz desde las alturas le pregunto. . . tu realmente crees en mí . . . si, si pero ayúdame. . . si realmente crees en mi suéltate… el alpinista quedó en silencio unos segundos y luego con renovadas fuerzas gritó de nuevo mirando hacia las alturas. . . no hay nadie mas allá arriba, y no se soltó, al otro día sus compañeros lo encontraron muerto por la hipotermia. . . a menos de un metro del piso. La pregunta es, cuantos de nosotros nos soltaríamos, respondamos en nuestra intimidad y sabremos cuanta es nuestra fe en Dios e inclusive en nosotros.

 1.1.3.    El poder de la inteligencia.

 Este maravilloso poder, que a la única criatura viviente a quien le fue dado casi de manera ilimitada, es al ser humano, es el poder de pensar y analizar antes de actuar, es la inteligencia la que la permite al hombre, reinar sobre las demás criaturas del universo, y aprovechar en su favor el poder del habito cósmico fuerza de gravedad, él agua, la energía del sol, el viento, entre otros. Es este mismo poder el que nos permite adaptarnos a los climas, a las situaciones, controlar emociones, vivir una vida cada vez más cómoda y lograr los avances tecnológicos tan vertiginosos de que goza hoy la humanidad, el hombre es tan inteligente, que no encuentra que hacer con tanta inteligencia, entonces la desperdicia o la mal utiliza.

Por ser inteligente deberíamos, ser mas respetuoso de las leyes de Dios, que están resumidas en un solo articulo, que resume a su vez las leyes del mismo hombre, “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, con ese solo principio, aplicado en todo su significado se acabarían los males en el mundo, y el hombre por ejemplo seria incapaz de hacerle daño a otro, sencillamente porque lo ama. Eso seria actuar como individuos verdaderamente inteligentes.

Imaginemos que toda esa inteligencia la ponemos al servicio de todos nuestros semejantes, en el hogar, en la calle, en las empresas en las que laboramos, en los negocios que emprendamos, en las situaciones que enfrentemos en la solución de problemas y conflictos, el resultado seria un mundo mucho mejor no le quepa un asomo de duda, hogares mas amorosos, ciudades mas amable, empresas mas productivas, personas mas felices, respetuosas de los demás, que trabajan con entusiasmo y por eso viven mejores estilos de vida, en parte esa es la gran propuesta de este libro.

1.1.4.    El poder de la emoción.

 Muy a pesar que nos enorgullecemos de ser inteligentes, realmente somos más emocionales que racionales, así, actuamos mas guiados por la emoción que por la razón. Eso nos conduce a que continuamente tengamos que estarnos arrepintiendo de acciones o de palabras que no pudimos controlar, precisamente por no analizar antes de hablar o actuar. Constantemente escucho en las conferencias y capacitaciones, que la vida muy planeada, tan analizada, es demasiado monótona y aburrida, por que supuestamente no deja espacio para la espontaneidad. Mi opinión es que eso es cierto, pero las cosas importante y trascendentales de la vida no se le pueden dejar al azar de la espontaneidad, es entonces cuando se hace necesario, controlar las emociones, es decir ser emocionalmente inteligentes. Para aprovechar en nuestro favor el poder infinito de las emociones controladas.

1.1.5.    El poder de la imaginación.

 La imaginación es una de las pruebas claras, de que el ser humano proviene de un ser superior, es la fuente del poder de crear, es el punto de partida para casi todo lo que el hombre puede crear, primero lo tiene que imaginar, ver con la mente, en sus mas delicados detalles y formas. Para que pueda convertirse en realidad, es pintar y darle vida en tu mente al más hermoso atardecer marino, a un amanecer entre montañas, o algo que ni siquiera existe, solo en tu imaginación.

Entonces tu imaginación puede crear ese estilo de vida que tú deseas, esa casa que tú quieres, puedes ver antes en tu imaginación y de tanto pensar tu mente tarde o temprano generará el plan que te permitirá alcanzar tu objetivo, tus más íntimas metas debes visionarlas, soñarlas solo así se convertirán en realidad como todo a partir de un pensamiento impulsado por el deseo ardiente de conseguirlo, suma ese otro poder.

 1.1.6.    El poder de reír.

No es nada fácil describir, la sensación que se experimenta al reír, es un estado de libertad total, donde la mente de quien ríe queda totalmente en blanco, es el máximo de los actos terapéuticos, dicha sensación no esta tan apartada de los hechos, cuando figuradamente se dice que me arrastre de la risa, porque he presenciado ataques de risa que llevan al individuo a sencillamente arrastrarse de la risa. O cuando explota una espontánea carcajada y se dice me “totiè” de la risa, precisamente por esa explosión de hilaridad. No en vano se puede afirmar que “el día más perdido de todos, es aquel en el que no has reído ni una sola vez”.

Es entonces la risa un acto liberador de todas las tensiones y hasta de los males del cuerpo y de la mente, que permite cambiar de estado de ánimo y lo más importante es que tú puedes aprender a controlarla a tu antojo y decidir si reír o permanecer amargado. Es bueno entonces cultivar el buen genio, el chiste la broma y el doble sentido, utilizados elegantemente, de manera precisa, sin salirse de tono, son un excelente bálsamo para aliviar estados de monotonía, tristeza, amargura y estrés. Generan buen clima para el dialogo y la integración de personal.

1.1.7.    El poder de crear.

Este poder, es la prueba mas palpable de que somos hechos a imagen y semejanza del creador, a partir del poder de la imaginación, podemos darle forma física a muchas cosas, la creatividad bien desarrollada, da origen a empresas, maquinarias, procesos, teorías, productos mejorados, productos innovadores, o productos completamente nuevos para el mundo. Así podemos crear, a partir de lo que somos, una nueva persona un individuo adaptado a nuevos ambientes, con capacidad de asimilar rápidamente los acontecimientos, desde un cambio climático, hasta la más difícil de las situaciones y sobre todo con la capacidad creativa para resolverla.

Muy personalmente considero que la creatividad, es el poder de Dios manifestado en el ser humano, aunque existan algunos animales con, instinto creativo, solo el hombre desarrolla capacidad creativa, y lo mas significativo es que no solo lo hace pensando en su comodidad, si no que lo hace a partir de la necesidad de otros seres humanos, es precisamente eso lo promueve el nacimiento empresas, negocios, productos, servicios y todo tipo de innovaciones que muestran el verdadero potencial creativo del ser humano.

1.1.8.    El poder de elección.

Lamento darte amigo lector una mala noticia, o buena eso depende de cómo lo mires. Es la siguiente:

Eres el responsable absoluto de todo lo que te sucede, de la situación económica en que estás, de la situación sentimental que vives, de lo feliz o de lo infeliz que eres, porque si no lo sabes fuiste tú quien eligió estar como estás, en todos los sentidos. Dice Napoleón Hill, que el ser humano cuando nace, viene con un talismán en el pecho, que dicho talismán tiene gravado de un lado las letras AMP y del otro AMN, que a partir de entonces todo es de libre elección para las personas: es decir que tu puedes perfectamente elegir:

Estar bien, en lugar de estar mal.

Reír, en lugar de llorar.

Luchar, en lugar de lamentarse.

Triunfar, en lugar de fracasar.

Trabajar, en lugar de perecear.

Dar, en lugar de recibir.

Corregir, en lugar de castigar.

Actuar, en lugar de esperar.

Divertirte, en lugar de trabajar (dando al trabajo categoría de recreación).

Amar, en lugar de odiar.

Se encuentran en la calle personas que eligieron libremente mantener su talismán volteado del lado de la AMN, y se les nota hasta en la forma como contestan el saludo:

¿Cómo estas? Y contesta… aaay… como si estuviera en las últimas.

¿Cómo estas? Y contesta… regular…mostrando una desesperanza.

¿Cómo estas? Y contesta… con una respuesta cargada de envidia… así como cuando tú eras pobre.

¿Cómo estas? Y contesta… con una respuesta cargada de engaño… bien para no preocuparte.

¿Cómo estas? Y contesta… con una respuesta cargada de dudas… más o menos

¿Cómo estas? Y contesta… con una respuesta cargada de conformismo… bien por lo conforme.

¿Cómo estas? Y contesta… con una respuesta cargada de conformismo reforzado… regular que es buen punto en esta época.

Es este tipo de personas que no conciben que otra pueda estar sinceramente bien, y si contesta como debiera contestar, todo ser humano sano y con capacidad de lucha. ¿Cómo estas? Sin dudarlo… excelentemente bien, de seguro pensará… Este tiene que estar fumando alguna cosa rara, o se habrá ganado la lotería por lo menos. En su mente no cabe ni la más remota posibilidad que en una época donde todo mundo se queja de la situación, exista una persona que este bien realmente. La siguiente historia que me llegó cómo un anónimo ilustra de manera precisa el poder de elección:

“SI PUDIERA ESTAR MEJOR, TENDRÍA UN GEMELO”.

 Pepe era el tipo de persona que te encantaría ser. Siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba como le iba, el respondía: “Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo”. Era un gerente único porque tenía varias meseras que lo habían seguido de restaurante en restaurante. La razón por la que las meseras seguían a Pepe era por su actitud. Él era un motivador natural: si un empleado tenía un mal día, Pepe estaba ahí para decirle al empleado como ver el lado positivo de la situación. Ver este estilo realmente me causó curiosidad, así que un día fui a buscar a Pepe y le pregunte: No le entiendo…. no es posible ser una persona positiva todo el tiempo ¿Cómo lo haces?….Pepe respondió: “Cada mañana me despierto y me digo a mi mismo: Pepe, tienes dos opciones hoy: puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor.” “Escojo estar de buen humor”. “Cada vez que sucede algo malo, puedo escoger entre ser una víctima o aprender de ello. Escojo aprender de ello”. “Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja o puedo señalarle el lado positivo de la vida. Escojo señalarle el lado positivo de la vida”. Si, claro, pero no es tan fácil, protesté. “Si lo es”, dijo Pepe. “Todo en la vida es acerca de elecciones. Cuando quitas todo lo demás, cada situación es una elección”. “Tu eliges cómo reaccionas ante cada situación, tu eliges cómo la gente afectará tu estado de ánimo, tu eliges estar de buen humor o mal humor”. “En resumen, TU ELIGES COMO VIVIR LA VIDA”.

Reflexioné en lo que Pepe me dijo…

Poco tiempo después, deje la industria hotelera para iniciar mi propio negocio. Perdimos contacto, pero con frecuencia pensaba en Pepe, cuando tenía que hacer una elección en la vida en vez de reaccionar contra ella. Varios años más tarde, me enteré que Pepe hizo algo que nunca debe hacerse en un negocio de restaurante, dejó la puerta de atrás abierta y una mañana fue asaltado por tres ladrones armados. Mientras trataba de abrir la caja fuerte, su mano, temblando por el nerviosismo, resbaló de la combinación. Los asaltantes sintieron pánico y le dispararon. Con mucha suerte, Pepe fue encontrado relativamente pronto y llevado de emergencia a una clínica. Después de ocho horas de cirugía y semanas de terapia intensiva, Pepe fue dado de alta, aún con fragmentos de bala en su cuerpo.

Me encontré con Pepe seis meses después del accidente y cuando le pregunté como estaba, me respondió: “Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo”. Le pregunté que pasó por su mente en el momento del asalto. Contestó: “lo primero que vino a mi mente fue que debí haber cerrado con llave la puerta de atrás. Cuando estaba tirado en el piso, recordé que tenía dos opciones: podía elegir vivir o podía elegir morir. Elegí vivir”. “¿No sentiste miedo?” Le pregunté. Pepe continuó: “Los médicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Pero cuando me llevaron al quirófano y vi las expresiones en las caras de los médicos y enfermeras, realmente me asusté. Podía leer en sus ojos: “es hombre muerto.” Supe entonces que debía tomar una decisión. “¿Qué hiciste?” Pregunté. “Bueno, uno de los médicos me preguntó si era alérgico a algo y respirando profundo grité: – “Si, a las balas” – Mientras reían, les dije: “estoy escogiendo vivir, opérenme como si estuviera vivo, no muerto”. Pepe vivió por la maestría de los médicos, pero sobre todo por su asombrosa actitud. Aprendió que cada día tenemos la elección de vivir plenamente, la ACTITUD, al final, lo es todo. Ahora tienes dos elecciones: 1. Ignorar este mensaje ö 2. Hacerlo parte de tu cotidiano vivir como una regla de oro.

Y recuerda, sólo se frustran aquellos que dejan de ver la parte positiva de sus resultados y de la vida…. yo por ejemplo elegí escribir este libro y cooperar con cientos de seres humanos que desperdician sus vidas convencidos que ese es el destino que les toco vivir, y lo que es peor creen que Dios así lo dispuso, cuando realmente el señor quiere que sus hijos prosperen, que estén bien que no se angustien, que no sufran.

1.9. El poder del amor.

 Hablar del poder del amor es hablar del poder de Dios, manifestado en todo aquel capaz de sentir amor, de dar amor de manera incondicional, porque solo el amor es suficiente para el amor, es el principio de toda esperanza, de todo logro porque solo alcanzas lo que buscas con amor, cuando el amor es el arma y escudo de tu lucha es porque tienes a Dios en tu corazón, y con Dios en tu corazón nada absolutamente nada te será negado.

Haz del amor el ingrediente vital de todo lo que haces, que las cosas mas insignificantes, hechas con amor cobran una dimensión diferente, se ven maravillosas porque existe un sentimiento sublime que le da ese toque especial, ese brillo especial que lo aproxima a lo divino.

Con el poder del amor plenamente desarrollado tienes el triunfo asegurado, solo tienes que saber esperar amando el sacrificio, los problemas y las dificultades, simplemente estas en el taller del maestro forjándote como alguien superior, de mayor capacidad para luchar, para sufrir, para amar. . . PARA TRIUNFAR.

Quiero Ilustrar con esta historia El Poder Del Amor 

De Milagro en Milagro. 

Sucedió con una pareja relativamente joven, esperaban con entusiasmo su tercer hijo, mas porque tienen dos hermosas niñas que son el orgullo de los dos, bonitas sanas e inteligentes, y este tercer miembro es el varón que tanto anhelaban, así pues Dios les bendecía una vez mas, el bebé también como que se desesperó un poco y se adelanto, nació a las treinta y dos semanas, con ayuda de los médicos y por cesárea, pero igual la felicidad fue grande, todo fue bien a las 24 horas salieron de la clínica, madre e hijo sanos y fuertes según el concepto médico, si todo va bien tienen cita en un mes, al mes puntualito llevaron el niño donde el medico, esta algo bajo de peso pero todo está bien. Cita en dos meses, tercer mes de nacido solo ha aumentado 100 gramos, preocupación la madre más que el padre sospechaba que algo no andaba bien en el bebé. Por eso le preguntó a la doctora, pasa algo; cuando esta hacia una revisión detenida al bebé, en ese instante los padres se enteraron que el bebé según temimos de la doctora que lo atendía, podría padecer de síndrome de Down, en términos menos sutiles un mongólico.

 La noticia fue impactante, los padres esperan que sus hijos sean los mejores; pero en medio de la angustia y del duelo que esto genera hubo una noticia peor. Un médico de la entidad prestadora del servicio de salud, tuvo con la madre el siguiente diálogo.

– ¿Sabia que su hijo es síndrome de Down?

– Estamos esperando el cariotipo genético.

– Esta bien, pero eso no es todo dijo de nuevo el médico, su hijo tiene una malformación cardiaca congénita, tiene una comunicación de canales AV. ¿Qué significa eso doctor?

– Sencillo, su hijo tiene un gran orificio entre las aurículas y otro entre los ventrículos que hace que se mezcle la sangre oxigenada con la no oxigenada, lo que causa una hipertensión pulmonar severa, manifestó escuetamente el medico.

– ¿Entonces qué hay que hacer doctor?

Tan secamente como antes dijo, hay que hacerle un cateterismo, pero yo no creo que lo aguante por su peso, y si aguanta el cateterismo, no creo que aguante la operación a corazón abierto a que hay que someterlo.

¿Y si no lo operamos? Preguntó angustiada la madre.

Yo le mandaría una droga hasta que Dios lo recoja, dijo sin inmutarse el médico.

La madre alzó y abrazó tiernamente el frágil cuerpecito del bebé, y sin contener el llanto le dijo: gracias Doctor.

Al salir del consultorio llamó al esposo, y le comunicó entre sollozos la noticia, este simplemente atinó a decir casi sin pensar pero con mucha fe, nadie se muere cuando dicen los médicos, uno muere cuando Dios así lo decide, escuchemos otras opiniones, esta bien contesto ella calmándose un poco.

En efecto se escucharon muchas opiniones más, pero el diagnóstico aunque con menos crueldad, fue exactamente el mismo. Era el quinto cardiólogo, y reconfirmó el diagnóstico, a unos padres que esperaban todo lo contrario.

Por eso el padre con mucho coraje y angustia pregunto. ¿Si fuera su hijo usted que haría doctor?

Pausadamente contesto, dándose cuenta del dolor. . . lo operaria en la capital, en la clínica Cardio Infantil. Salieron en silencio del consultorio médico, caminaron hacia el carro, y dentro del vehículo, antes de encenderlo, se miraron y luego miraron a esa frágil e indefensa criatura, con todo el amor que es capaz de dar un ser humano, y dijeron como en una especie de coro inundados por el llanto, pero con toda la determinación del caso, ¡se va para la Cardioinfantil¡, así, confiados en el amor del padre eterno, llenos de fe y esperanza por salvar la vida de su hijo, pero con la angustia de no saber con que recursos se costearían viajes y operación.

 Pasaron escasos cinco días. Ya se habían olvidado para entonces del síndrome de Down, y es que primero esta la vida. Y comenzaron los milagros…Sin ser político a él le nombraron en un alto cargo en una entidad estatal, que operaba con un servicio médico asistencial completísimo, al día siguiente de posesionarse se enteró que la clínica Cardioinfantil estaba adscrita al servicio médico de la entidad, que la entidad cubriría el 90% del tratamiento, viajó la esposa y tres días después el esposo para estar con ellos en la operación.

El cirujano les llamó y explico lo que le harían al bebé, y les dijo estén tranquilos y oren mucho. A esas altura el padre sabia que no era el medico el que operaria a su hijito, sería Dios, a través del médico. Hoy Milton Javier que es mi hijo va a cumplir 8 años que han sido maravillosos, varios años en que el amor se ha multiplicado en nuestro hogar. Y si, es síndrome de Down, pero no cualquier síndrome de Down, es el más hermoso niño Down sobre la tierra.

El autor Milton Campo Jimenez

Administrador de empresas; Especialista en mercadeo estratégico, Magister en Administración de proyectos, Escritor del libro Mentalidad De Punta, El Consumidor Costeño. Conferencista en mejoramiento personal, Clima Organizacional, liderazgo, PNL, Neuromarketing entre otros.