“Las personas lo suficientemente locas como para pensar cambiar el mundo son las que lo cambian”. Anuncio “Piensa diferente” de Apple, 1997.

Partiendo de la base que el servicio de consultoría es el que brinda un profesional independiente a una persona física o moral con el propósito de ayudarla a percibir, comprender y resolver problemas prácticos relacionados con su forma de operar y su entorno, podríamos pensar que en la búsqueda de: 1) Identificar un nicho de mercado no atendido o insatisfecho; 2) Detectar las necesidades reales y potenciales de los clientes y como satisfacerlas; 3) Saber quiénes y cuántos son los posibles clientes y 4) Conocer su capacidad real, hábitos de compra y tendencia de sus demandas para seleccionar la estrategia de atención más conveniente.

De ésta manera, el consultor tiene que recurrir por default a su experiencia, habilidad, imparcialidad, profesionalismo, responsabilidad, visión emprendedora y creatividad.

Aldro Alvarez Cruz

Competencia Gerencial México

Top